Bolivia y España trabajan en el diseño de un memorando de entendimiento para sumar a este último al Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración (CFBI) que alienta Bolivia para unir los puertos de Santos en Brasil e Ilo en Perú. El foco del acuerdo reside en el financiamiento del proyecto.

Así lo confirmó el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Milton Claros, en declaraciones a la radioemisora estatal Patria Nueva el miércoles.

“Hemos cursado el borrador de memorando de entendimiento. Creo que en los próximos meses podríamos firmar algo con ellos”, dijo la autoridad del sector.

El acercamiento para ese efecto se da a menos de una semana del encuentro que sostuvo el presidente Evo Morales con los principales líderes de España, el Rey Felipe VI y el presidente de ese país europeo, Mariano Rajoy.

Bloques como el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión de Países Suramericanos (Unasur) han catalogado el proyecto como estratégico por su relevancia para la región, y este última la integró al Consejo Sudamericano de infraestructura y Planeamiento (Cosiplan).

Palacio de la Moncloa había exteriorizado su intención de sumarse de “manera directa” al consorcio suizo alemán que encara el diseño final para la construcción del tren bioceánico.

“Lo que hemos planteado es un tema de inversión como tal, entonces ellos lo están analizando, están verificando hasta qué nivel pueden llegar, cuál pude ser el alcance que ellos estén dispuestos a tener dentro del proyecto así que eso depende directamente de ellos”, señaló.

Un consorcio binacional conformado por empresas de Suiza y Alemania encara los primeros aprestos como la consolidación del proyecto a diseño final del denominado Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración (CFBI) que busca vincular el Pacífico y el Atlántico a través de Bolivia a Brasil y Perú para llegar a los mercados de Asia.

Bolivia y el Reino Unido firman memorándum de cooperación técnica para el tren bioceánico

Bloques como el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión de Países Suramericanos (Unasur) han catalogado el proyecto como estratégico por su relevancia para la región, y este última la integró al Consejo Sudamericano de infraestructura y Planeamiento (Cosiplan).

Tal es el interés que el proyecto despierta en Europa y Asia que hay otros países que buscan sumarse de manera formal al plan ferroviario que otras naciones como el Reino Unido ya firmaron un documento similar referido a cooperación técnica.

Recientemente, Claros recibió la visita del embajador de Rusia, Vladimir Sprinchan, quien le “manifestó su interés de poder sumarse al proyecto”, indicó el primero.

Ese pedido será analizado, aunque la premisa es instalar el cónclave de los ministros de Estado socios del proyecto —Brasil, Paraguay, Perú y Uruguay— para definir a Bolivia como titular de la Secretaría Técnica del proyecto y tratar otros temas vinculados. (21/03/2018)