La Paz. El gobierno de Bolivia está en busca de alternativas para pagar el mantenimiento de sus carreteras, que requieren por lo menos US$100 millones anuales y US$200 millones adicionales para dejarlas completamente arregladas.

"Por año necesitamos US$100 millones para mantenimiento solamente, pero como no ha sido muy regular el mantenimiento en estos años, necesitamos además US$200 millones por año, durante tres años, para ponerlas a punto", explicó a los medios estatales el ministro de Obras Públicas, Walter Delgadillo.

El diario Jornada.net publicó que el gobierno estaría trabajando en una propuesta para poder financiar el proyecto con la participación de la ciudadanía, el gobierno y los municipios. De los US$100 millones, solamente el 30% esta cubierto por la recaudaciones del peaje de Vías Bolivia.

El ministro cree que otra parte debería poder financiarse con el impuesto especial a los hidrocarburos y sus derivados, aplicado para las importaciones y comercializaciones en el mercado interno.

"El gobierno nacional construye pero es importante que derive el mantenimiento a esas autoridades. Entonces estamos trabajando en una propuesta que esperamos sea terminada en dos meses para que el país sepa qué es lo que supone un mantenimiento", dijo.

El ministro recordó además que el primer semestre de la gestión de 2010 tendrá el respaldo de US$250 millones de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y para 2011 esta cifra aumentará a US$843 millones.