El Ministro de Hidrocarburos y Energía, Juan José Sosa, explicó que la capacidad de producción de gas natural que tiene el país respalda el acuerdo suscrito entre Bolivia y Argentina, el pasado miércoles, para aumentar la exportación de ese carburante, con un volumen inicial de 2,3 millones de metros cúbicos día (MMCD).

"Nuestra prioridad es el mercado interno, después tenemos el abastecimiento a los mercados de exportación (Brasil y Argentina). Hemos estado trabajando para hacer las inversiones necesarias, garantizando que la producción atienda la demanda de estos mercados", dijo el viernes en una entrevista con medios estatales.

"Actualmente tenemos un compromiso con el Brasil de 31,5 MMCD. En los primeros meses ha estado requiriendo estos volúmenes, pero en el mes de julio estos volúmenes han bajado a casi 19 MMCD, en estos últimos días ha ido subiendo a 22 y 24 MMCD, pero no llegamos a los 31,5 que son los que puede abastecer YPFB a este mercado, por ende tenemos un volumen adicional", complementó.

Sosa anotó que la disminución de la demanda de Brasil por el gas boliviano, cuya producción alcanza a 54 MMCD, posibilitó la firma del contrato interrumpible de compra venta del energético.

"El contrato interrumpible significa que nosotros podamos interrumpir en cualquier momento esa entrega de gas que se tiene prevista, eso no ocasiona penalidad para ninguna de las dos partes (Bolivia o Argentina). El que demanda lo pide, si tenemos le damos", puntualizó esa autoridad.

El Ministro de Hidrocarburos y Energía aclaró que el carácter del acuerdo interrumpible no es similar al contrato de exportación firmado el 2006 con Argentina, ni con la adenda suscrita el 2009.

Puntualizó que la demanda argentina de gas puede llegar este año a 13,6 MMCD, como máximo, y a 11,6 MMCD, la mínima.

"Para el 2013, en función de la producción de los campos y del transporte, vamos a incrementar en 3,3 MMCD los volúmenes adicionales (de acuerdo con el acuerdo interrumpible", señaló Sosa.