La Paz. Ejecutivos de la estatal YPFB y la española Técnicas Reunidas firmaron este miércoles Yacuiba el contrato para la construcción de la Planta de Separación de Líquidos de Gran Chaco, que a partir del 2014 generaría US$1.000 millones por año.

En el acto, transmitido para todo el país por Televisión Boliviana, el presidente Evo Morales Ayma anunció que esta firma marca el inicio de la segunda fase del plan de nacionalización del gas: la industrialización.

“Pasamos a la segunda etapa con este contrato de la construcción de una planta separadora de líquidos en el Chaco boliviano, que es el inicio de la industrialización, en la que se va a dar valor agregado a este recurso natural tan importante”, sostuvo.

El presidente de YPFB, Carlos Villegas, anunció que a partir del 2014, cuando entrará en funcionamiento la planta, Bolivia no sólo abastecerá su marcado interno, sino que además pasará a exportar Gas Licuado de Petróleo (GLP).

META. “Abasteceremos, con creces, el mercado interno y haremos una inflexión en la historia de Bolivia, porque nos vamos a convertir en exportadores netos de GLP (...) vamos a contribuir, a través de las exportaciones, al Tesoro, ya que el mismo tendrá un flujo importante de divisas y se convertirá en cero el subsidio al GLP. Eso quiere decir que habrá un impacto significativo en la economía del Estado", afirmó.

En Yacuiba, según informó la agencia ABI, el gerente nacional de Plantas de Separación de Líquidos, Gerson Rojas, anunció importantes ingresos para el país una vez que funcione la factoría. "Esas divisas van a generar mil millones de dólares por año", aseveró.

Dio que “cuando ingrese en operación, esta planta que procesará gas rico de exportación, atenderá toda la demanda interna de licuables y convertirá a Bolivia en un importante exportador neto de GLP y gasolina en Latinoamérica, lo que derivará en la generación de mayores divisas para el país”,

La planta, que será la tercera más grande de Latinoamérica y la primera de ese tipo en Bolivia, producirá 2.037 toneladas métricas día (TMD) de gas licuado, 2.087 barriles por día de gasolina natural y adicionalmente procesará 2.030 TMD de etano, que es el principal elemento para el proceso de industrialización de los hidrocarburos y 1.054 BPD de isopentano, según información de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Ese complejo se instalará en la región de Madrejones, distante a 18 kilómetros de la ciudad de Yacuiba y en proximidades del Gasoducto de Integración Juana Azurduy de Padilla (GIJA), que provee ese energético boliviano a la República Argentina.

Morales destacó además la importancia del proyecto para el desarrollo de la región del Chaco tarijeño. “Quiero pedir a las autoridades departamentales, municipales y de los movimientos sociales, su permanente acompañamiento, porque esta región se va a convertir en una zona industrial”.

Técnicas Reunidas iniciará la construcción de la planta en el mes de noviembre y requerirá de al menos 3.000 trabajadores para su ejecución.

No habría mercado para etano

El exsuperintendente de Hidrocarburos Carlos Miranda señaló a la agencia de noticias ANF que "lo más importante (de la planta) que es el etano, la materia prima para la petroquímica, no tiene mercado”.

Embajador dice que hay atracción de inversores

Las reglas claras para las inversiones atraen el interés de capitales españoles para participar en distintas áreas del desarrollo boliviano, aseguró el embajador de España en Bolivia, Ramón Santos.

El diplomático español destacó la participación de Repsol con la mayor inversión de los últimos tiempos, pues en el bloque Caipipendi se está invirtiendo 1.500 millones de dólares para desarrollar el campo Margarita.

Las "empresas españolas tienen interés en el proceso de desarrollo de Bolivia", subrayó Santos tras indicar que ahora también ratifica su posición Técnicas Reunidas que instalará la planta separadora de licuables del flujo de gas natural que se exporta a la Argentina.

Además, la empresa Técnicas Reunidas llegó a Bolivia de la mano de su coterránea, Repsol, puesto que es la encargada de la construcción de la planta de tratamiento del gas natural en el campo Margarita. "Repsol es la mayor" firma hispana que está operando en Bolivia y "ahora materializa Margarita con 1.500 millones de dólares", remarcó.

Técnicas Reunidas avanzará a toda máquina

Con los plazos justos para entregar la obra en 29 meses, la española Técnicas Reunidas comenzará el trabajo de inmediato, pues ya tiene apalabradas la fabricación de equipos que se requerirán en la planta separadora de licuables del Gran Chaco.

El director de Negocios del Upstream de Técnicas Reunidas, José Luis Gutiérrez, asegura que "el trabajo hay que empezarlo a toda velocidad" y realizarlo en forma simultánea, empezar a comprar equipos y suministro.

"Hay diseño inicial" de la planta, pero la ingeniería será definida por la firma española y en la medida que "vayamos resolviendo asuntos vamos a ir comprando equipos", remarcó, tras indicar que las obras de construcción comenzarán entre el 10 y 12 de noviembre.

La construcción de la planta de Madrejones moverá entre 3.000 y 3.500 trabajadores entre técnicos, especialistas y obreros, además que Técnicas Reunidas subcontratará a empresas bolivianas. Sin duda, seguirá operando con las nacionales como Bolinter y Kayser que en la actualidad ya están prestando servicios en el campo Margarita. Con la certeza de que no se realizará un trabajo por etapas, Gutiérrez dijo: "Vamos a hacer un trabajo simultáneo" y "a toda velocidad, porque tenemos poco tiempo".

En cuanto a los turbogeneradores que YPFB ya adjudicó a Siemens, el ejecutivo de Técnicas Reunidas aseguró que serán incorporados al trabajo para instalar la planta separadora.