La Paz. El gobierno de Bolivia firmó hoy un acuerdo definitivo con la empresa Red Eléctrica Española (REE) para compensarla en efectivo con US$36,5 millones por la nacionalización el 1 de mayo del 2012 de la firma Transportadora de Electricidad (TDE), informaron fuentes oficiales.

El Procurador General de Bolivia, Héctor Arce, explicó a los medios en la ciudad de Cochabamba (centro) los alcances del acuerdo en una rueda de prensa conjunta con el embajador de España, Ángel Vázquez, y representantes de la empresa española.

El ministro boliviano de Hidrocarburos y Energía, Juan José Sosa, y dos ejecutivos de la compañía española, Juan Lasala y Rafael García de Diego, firmaron el convenio transaccional definitivo en la sede de la estatal Empresa Nacional de Electricidad (Ende).

Arce subrayó que el Estado boliviano pagará a REE la suma de US$36,5 millones, lo que supone algo más del 18% del monto total demandado por la empresa en compensación por la expropiación de sus activos en la TDE el 1 de mayo de 2012.

REE presentó en febrero de este año una demanda de arbitraje solicitando una indemnización por más de US$200 millones, pero en las negociaciones Bolivia logró reducir ese monto a la cifra que finalmente cobrará la empresa, sostuvo el procurador del Estado.

El mes pasado, el gobierno boliviano aprobó indemnizar a REE con una cifra global de US$65,2 millones, pero a esa suma se le aplicaron descuentos por deudas.

A la cifra global se le restaron US$26,2 millones por una deuda de Red Eléctrica Internacional con la TDE, otros US$3,2 millones por contingencias tributarias y unos US$681.000 por pasivos administrativos, detalló Arce.

Red Eléctrica Internacional, sociedad filial al 100% de Red Eléctrica Corporación, notificó este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España "el acuerdo definitivo" alcanzado hoy con el gobierno de Bolivia.

Al término del acto en Cochabamba, Lasala declaró a los medios que la empresa está satisfecha con la finalización del arbitraje, porque es un tipo de proceso al que la compañía no está acostumbrada ya que se trata de una compañía eléctrica industrial.