La Paz. El número de cuentas bancarias de ahorro en el sistema financiero de Bolivia se cuadruplicó en la última década y se prevé continuar con ese ascenso por la estabilidad económica, política y social, informó hoy el ministro de Economía, Luis Arce.

En declaraciones a la prensa en La Paz, el ministro boliviano precisó que en la gestión 2005, un año antes del primer mandato del presidente Evo Morales, existían 1 millón 911.000 cuentas abiertas en el sistema financiero del país andino amazónico, este año esa cifra se incrementó a más de 7 millones 700.000 cuentas de ahorro.

"Sin duda que la estabilidad económica, social y política que ha sido capaz de brindar el gobierno de Bolivia a la cabeza del presidente Evo Morales le ha dado confianza a la gente para ahorrar y sacar créditos, es decir dinamizar la economía y finanzas del país", aseveró la autoridad.

Según Arce, ese incremento refleja claramente que existe mayor capacidad de ahorro en los bolivianos, pues a su juicio, ahora sus ingresos no sólo superan a los gastos cotidianos, sino que les da un margen de ganancia para ahorrar.

Asimismo manifestó que el 98% de las cuentas de ahorro registradas en la actualidad se encuentra en moneda nacional y el 85% es menor a 3.500 bolivianos (US$500), lo que evidencia un claro éxito del nuevo modelo económico del país, que prioriza la redistribución de los ingresos entre la gente de menos recursos.

A mayo de 2015, el 38,60% de los créditos de la banca múltiple corresponde a los sectores, productivo y de vivienda, cerca de la meta intermedia fijada para este año de 42,80%. La banca pyme (pequeña y mediana empresa) registra el 33,90% de 38,40%, según el Ministerio de Economía.

Por su parte el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén, manifestó que el panorama de las finanzas en Bolivia ha mejorado y es estable.

Dijo que los bancos múltiples y pyme "están muy cerca de cumplir" las metas intermedias establecidas para este año de préstamos al sector productivo y de vivienda para alcanzar los niveles mínimos de cartera.

"Por lo tanto, creemos que en los siete meses restantes de este año los bancos no van a tener problemas en llegar a las metas intermedias crediticias que les hemos puesto y van a cumplir los objetivos trazados".

El ministerio de Economía informó que a mayo de 2015 los préstamos de vivienda social sumaron US$604 millones, 49% más de los créditos colocados en 2014 (US$406 millones). De ese total, US$458 millones son empréstitos nuevos y US$146 millones, renegociados.