La Paz. El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, afirmó ayer domingo que después de la nacionalización de los hidrocarburos, Bolivia logró en 8 años una inversión histórica de US$7.071 millones para ese sector.

"En ocho años de vigencia del proceso de la nacionalización, Bolivia consiguió una inversión histórica de US$7.071 millones para el desarrollo integral de la industria de los hidrocarburos", precisó en una entrevista con los medios estatales.

Recordó que en los últimos años, hubo un repunte significativo en la inversión en hidrocarburos, tomando en cuenta que en el período de la privatización llegó "apenas" a US$1.855, cifra que se cuadruplicó y ascenderá a US$10.100 millones con la programación prevista para la presente gestión.

'De ese total, el 61% del aporte corresponde a YPFB y el resto a las empresas operadoras privadas', agregó el titular de YPFB.

En ese marco, Villegas aseguró que la Nacionalización de los Hidrocarburos fue la decisión política, económica y social 'más importante' del presidente Evo Morales.

El Presidente de la estatal petrolera destacó también el resultado estructural de la Nacionalización de los Hidrocarburos, con el aporte de YPFB al Producto Interno Bruto (PIB) de 9%, a los tributos nacionales con 57% y a las exportaciones con 50%.

Villegas informó que las utilidades netas de YPFB subieron de US$135 millones a US$1.203 millones entre 2006 y 2012, cifra que demuestra la rentabilidad y eficiencia de la estatal petrolera.

De ese total, señaló, que YPFB Casa Matriz generó US$864 millones y sus empresas subsidiarias (YPFB Andina, YPFB Chaco, YPFB Refinación, YPFB Transporte, YPFB Aviación, YPFB Logística) US$339 millones.

"Como nunca en la historia de YPFB estamos viviendo crecimientos insospechados gracias a la nacionalización", respaldó.

Villegas remarcó también que entre las cifras históricas en este periodo, destaca la Renta Petrolera que percibe el Estado, en forma de regalías, Impuesto Directo a los Hidrocarburos, patentes, ingresos y otros impuestos vinculados a la exploración y explotación de hidrocarburos.

En esa línea, dijo que el 2005 Bolivia recibió US$671 millones, mientras en 2013 YPFB generó US$5.585 millones por ese concepto, con una suma total entre 2006 y 2013, para el Estado boliviano de US$22.345 millones.

"Producto de la Ley de Hidrocarburos entre el 75% y 80% se canalizan a gobernaciones, municipios y universidades, un pequeño porcentaje al Tesoro General del Estado", afirmó, citado en un boletín institucional.