La Paz. El gobierno ha presupuestado la contratación de un crédito de US$1.000 millones del Banco Central de Bolivia (BCB) para el sector eléctrico, informó la ministra de Planificación, Viviana Caro. Los recursos deberán salir de las reservas internacionales de la entidad.

Caro indicó que ese dinero será invertido, principalmente, en la construcción de nuevas hidroléctricas, pero si fuese necesario será utilizado para pagar las indemnizaciones a las eléctricas nacionalizadas bajo la figura de compra de acciones para que figuren como inversiones, señala laprensa.com

La autoridad sostuvo que la inversión se producirá porque no se realizaron inversiones necesarias para mantener un margen de seguridad entre la oferta y la demanda y porque el país necesita asumir nuevos proyectos de mayor envergadura en cuanto a requerimientos energéticos.

De cumplirse la medida, ya son tres los préstamos que el BCB desembolsará al Estado utilizando las reservas internacionales, que superan los US$8.000 millones.

El primer crédito está destinado a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), pero hasta el momento no fue ejecutado.

El segundo préstamo de US$1.000 millones irá a financiar un requerimiento para la explotación estatal del 50% del hierro del Mutún.