Tras la anulación de estímulos como un mayor precio interno en el barril de crudo y del Fondo de Incentivo Petrolero, YPFB ofreció como aliciente para las transnacionales del rubro la devolución del 100% de sus inversiones si encuentran nuevas reservas de petróleo como resultado de la exploración.

Así lo informó el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, a tiempo de admitir que este único aliciente “no es suficiente” para incrementar las reservas de petróleo crudo del país.

El Plan de Exploración 2010-2020 de YPFB Corporación establece el inicio de actividades de prospección petrolera en los departamentos de Beni y Pando, y la consolidación de exploración en el norte de La Paz que actualmente se efectúa a través de Petroandina (Sociedad Anónima Mixta entre YPFB y PDVSA).

“La inversión en exploración corre por cuenta y riesgo de la empresa privada; si los resultados son negativos, sólo el operador asume todas las pérdidas. En cambio, si el resultado es positivo, YPFB se compromete —a través de la conformación de una SAM— a devolver el 100% de la inversión realizada en la fase de prospección”, explicó.

El 1 de enero, el presidente Evo Morales aseguró que el costo de producción de un barril de crudo es de aproximadamente US$60, pero el precio que se paga en el mercado interno es de US$27,11, de los cuales los operadores reciben $us 10,29 como utilidad.

Empresas. Además de una “agresiva” inversión en exploración (US$351 millones), el Plan de Exploración para este año contempla “exigir” el cumplimiento de los compromisos de exploración incluidos en los vigentes contratos de operación que fueron suscritos con las petroleras y el inicio de actividades de prospección en el marco de la firma de nueve convenios de estudio.

Los convenios con GTL Internacional para la exploración de las áreas de Río Beni, Almendro, Itacaray y Cupecito, así como de EP Ltda en Sanandita fueron derivados al Legislativo para su aprobación; de Gazprom-Total para el bloque Azero y de Pluspetrol en Huacareta están en negociación; de Global Bolivia para el Madre de Dios y Sayurenda fueron aprobados por el directorio de YPFB que prepara la documentación legal para su firma. Además, YPFB negocia la concesión de potenciales áreas de explotación hidrocarburífera con cinco petroleras extranjeras.

“Estamos negociando con algunas empresas como YPF Argentina, Nioc, Petrovietnam, Petrobras y Repsol. A partir del próximo año vamos a hacer una amplia difusión de las 32 áreas potenciales para invitar a nuevas empresas”, informó Villegas el 30 de diciembre del 2010.

De las 62 potenciales áreas de exploración hidrocarburífera en el país contabilizadas por la petrolera estatal, 2 son para YPFB Casa Matriz, 6 para Andina, 6 para Chaco, 12 para Petroandina, 9 están en proceso para firma de contrato, 1 en compromiso de convenio y 32 disponibles, según datos de YPFB Corporación.

El plan de incentivo que se aplica a todas las empresas que operan en el país fue acordado con algunas de ellas y se negoció con otras, “lo cual no quiere decir que sea el único (aliciente), pero es uno que las empresas han aceptado. Sin embargo, es necesario enriquecer el incentivo”, dijo ayer el presidente de YPFB.

Pedido. Otro de los incentivos para incrementar las reservas de crudo era el Fondo de Incentivo a la Producción Petrolera, pero la medida quedó sin efecto luego de la abrogación del Decreto 0748.

“Todas las iniciativas que estaban en curso alrededor del decreto derogado fueron canceladas”, confirmó Villegas a La Razón.

YPFB, dijo, trabaja en nuevos proyectos que incentiven esta nueva producción y que tendrán como base un incremento en el precio del barril de crudo.

“Tenemos que ser responsables en decir que la inversión tiene que ser recuperable. En ese sentido, como YPFB también requerimos que los US$10 (por barril) se conviertan en un monto mayor que permita, en consecuencia, cubrir los costos de operación”, sostuvo el ejecutivo. Desde el 2006, la producción de crudo del país se redujo en 51%.