La Paz. Emapa negó la venta de azúcar a cerca de 1.500 personas que, en un mismo día, intentaron comprar azúcar dos veces.

La estatal desplazó ayer 10 camiones para la comercialización del producto en diferentes barrios de La Paz y El Alto.

“Ayer (viernes) hemos depurado a más o menos 1.500 personas en La Paz y El Alto”, informó este sábado a La Razón la responsable de Comunicación de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), Lucía Suárez.

Explicó que se trata de gente que tras comprar azúcar en una de las tiendas de la estatal, se traslada a otro punto de venta y pretende hacer lo mismo.

“Van a la calle Rodríguez y luego a la Gallardo o compran en El Alto y después bajan a La Paz”, dijo. Según Suárez, el promedio diario de venta es de 700 a 750 personas por agencia.

En ese sentido, señaló que la cantidad de personas depuradas equivale a los clientes de dos tiendas. Las personas atendidas a nivel nacional ascienden a 18.000 por día y a 90.000 por semana.

Recordó que Emapa vende sólo una arroba de azúcar por persona y que la misma no puede volver a adquirir el producto hasta dentro de dos semanas.

Antes, el plazo era de una semana, pero al identificar que había mucha reventa, ese lapso de tiempo se extendió, añadió.

Este viernes, el gerente general de Emapa, Álvaro Rodríguez, anunció el incremento del 23,2% en los precios del azúcar que vende la empresa para combatir la reventa del alimento por parte de “personas inescrupulosas”.

Como una forma de frenar la especulación, añadió, se iniciará el registro nacional informático de todos los clientes atendidos diariamente “en una base de datos integrada a tiempo real”.

Un día antes, el vicepresidente Álvaro García Linera dijo que al menos el 30% de los clientes de Emapa “son revendedores”.