La Paz. El gobierno de Bolivia suscribió un contrato con la empresa cubana Desarrollo de Aplicaciones de Tecnologías y Sistemas (Datys) para implementar sistemas informáticos destinados al control migratorio en las fronteras y aeropuertos bolivianos.

Estos avanzados sistemas de control serán instalados en los aeropuertos de El Alto en La Paz, Jorge Wilstermann en Cochabamba y Viru Viru en Santa Cruz, además se equipará tecnología a 15 puestos de control fronterizos con cabinas con un sistema de gestión y grabación en video de todas las operaciones que realizan los agentes migratorios.

Un Decreto Supremo autorizó al Ministerio de Gobierno la contratación directa de una entidad o empresa especializada del extranjero, en este caso la cubana Datys, la cual entregará software, licencias, hardware especializado, mantenimiento y soporte técnico para regular, registrar y controlar el ingreso, salida y permanencia de nacionales y extranjeros en el territorio boliviano. El presidente de Bolivia, Evo Morales, destacó las ventajas que ofrece este proyecto en la decisión de implementar los sistemas migratorios.

"Los técnicos me explican que a partir de ahora las personas que entren (al país) estarán registrados y serán controlados todos sus movimientos en Bolivia", explicó Morales, en un acto realizado en Palacio de Gobierno.

Sin embargo, emplazó a los servidores públicos a dejar de tener una mentalidad de "aprovechamiento" porque de nada serviría cambiar todos los sistemas de control si no existe antes un cambio en la voluntad de los agentes fronterizos desplegados en las estaciones migratorias bolivianas.

"Los problemas que se registraron en las fronteras nos obligan a pensar en la seguridad del territorio, del Estado, mediante la migración, (en el control de) las entradas y salidas", dijo el mandatario.

El gobernante recordó que en 2009 se implementó el nuevo padrón biométrico electoral, en el marco de la "voluntad política" del gobierno y a pesar de los cuestionamientos de algunos sectores.

De acuerdo con la información del proyecto, éste tendrá un costo superior a los 4,6 millones de bolivianos (US$665.701 dólares).

En tanto, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, reconoció los esfuerzos realizados por el Estado cubano para mejorar su control de seguridad en sus fronteras y dijo que por eso se acudió a la empresa Datys de Cuba que se encargará de implementar los sistemas de seguridad y control en las fronteras y aeropuertos de Bolivia.

Por su parte, el embajador de Cuba en Bolivia, Rolando Gómez, afirmó que su país brinda sus conocimientos desarrollados en materia de tecnología para enfrentar con éxito la seguridad de un país asediado como Cuba.

"Hemos puestos al servicio de Bolivia el desarrollo tecnológico elaborado en Cuba para afrontar acciones externas", añadió.