El empresario boliviano Samuel Doria Medida, accionista mayoritario de la cementera Soboce, advirtió este jueves con iniciar un arbitraje internacional si la Gobernación de Chuquisaca no cumple con la devolución de su inversión en la Fábrica Nacional de Cemento (Fancesa).

La advertencia la lanzó luego de asistir a una audiencia donde la jueza Ximena Mendizábal autorizó su viaje a Estados Unidos por el lapso de ocho días, del 22 al 30 de junio. Una vez que retorne al país, Doria Medina deberá presentarse ante la Fiscalía. El Ministerio Público no hizo ninguna observación a la solicitud del empresario.

El Ministerio Público abrió un proceso investigativo contra Doria Medina y los ex rectores Jaime Robles y Jaime Barrón, además del actual rector de San Francisco Xavier, Wálter Arízaga, por un supuesto daño ocasionado al municipio por el acuerdo firmado entre la Sociedad Boliviana de Cemento SA (Soboce) y la Universidad, en diciembre de 1999.

Doria Medina debe reunirse en Houston, EE.UU., con sus socios mexicanos del Grupo Cementos de Chihuahua (GCC) para presentarles un informe sobre la marcha de sus inversiones en Bolivia. Al respecto, el empresario anunció la posibilidad de recurrir a un arbitraje internacional, para recuperar su inversión en la Fábrica Nacional de Cemento (Fancesa).

Paciencia. “Nosotros estamos esperando pacientemente. Si es que la Gobernación sigue postergando, vamos a tener que recurrir a un arbitraje y las autoridades que no están cumpliendo con la Constitución ni el decreto supremo (de la nacionalización), van a tener una responsabilidad penal por el incumplimiento de esos plazos”, dijo.

El 1 de septiembre del 2010, el gobierno expropió a través de un decreto supremo las acciones que tenía Soboce en Fancesa y lo transfirió a la Gobernación de Chuquisaca. El decreto establecía que en un plazo de 180 días, la Gobernación debe pagar a Soboce por sus acciones, pero hasta la fecha no se ha concretado esa operación.

De su parte, el diputado del MAS, Juan Carlos Apaza, informó que la valoración parcial de Fancesa es de US$200 millones. Anunció que en 20 días se tendría una valoración total de la empresa. Este valor no toma en cuenta a las subsidiarias de la factoría: Concretec, Sucremet y Sermisud.

Esta información fue proporcionada por el asambleísta luego de una reunión sostenida entre el Gobernador de Chuquisaca y miembros del Directorio de Fancesa. “Son datos preliminares que se están manejando (...). En Santa Cruz me han dicho que Concretec tiene una infraestructura bastante grande. Sucremet hemos visto en su planta metalúrgica aquí, que prácticamente tiene un valor apreciable”, explicó Apaza, según ANF.

Reiteró que los US$200 millones es un valor preliminar, porque no se toma en cuenta las tres empresas que conforman la corporación.

La empresa chilena Celfin realizó un estudio de valoración de la empresa a solicitud de Soboce. Los resultados del estudio dan cuenta que las acciones de Fancesa valen US$280 millones. A partir de este valor, US$93,3 millones corresponden a Soboce, que tiene como socia a Chihuahua.

El Decreto 616 determinó la reversión del 33% de las acciones de Fancesa en favor de la Gobernación de Chuquisaca y fijó un plazo de 180 días para que se realice un informe sobre el valor de las acciones que deben ser pagadas Soboce.