La Paz.  El ministro de Minería y Metalurgia, Mario Virreira, anunció el jueves que en cinco años Bolivia contará con plantas industriales que permitirán producir baterías de ión litio de alta densidad, con el objetivo de abastecer el mercado nacional, pero también para exportar a países foráneos.

En rueda de prensa, explicó que la industrialización del litio en Bolivia comenzó con la producción piloto de carbonato de litio, cloruro de potasio y baterías de ión litio, pero aclaró que ese proceso sólo es un periodo inicial para evaluar las condiciones del mercado.

'Entonces, se prevé que dentro de unos cinco años vamos a tener las plantas industriales para la producción de baterías en nuestro país y a la conclusión de ese tiempo, estaremos produciendo baterías para su inserción en el mercado nacional e internacional', apuntó.

En ese sentido, recordó que en las últimas horas se suscribió un contrato de crédito, entre el Banco Central de Bolivia (BCB) y la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), por 237.274.016 bolivianos para financiar el proyecto de implementación del Centro de Investigación, Desarrollo y Pilotaje en La Palca, Potosí.

Detalló que ese préstamo debe ser devuelto en 18 años, aunque aclaró que existe un periodo de gracia a capital e intereses de cinco años.

Manifestó que ese crédito forma parte de la tercera etapa de la industrialización del litio en el país, que demandará una inversión total de US$400 millones.

El pasado 17 de febrero, el presidente Evo Morales inauguró la primera Planta Piloto de Baterías de Ión Litio en Bolivia, con una capacidad de 1.200 amperios horas, es decir, puede ensamblar cada día 1.000 baterías para celulares o computadoras y 40 baterías mayores para bicicletas o automóviles.