El Banco Central de Bolivia (BCB) otorgó el martes un crédito interno a la Empresa Nacional de Energía (ENDE) Corporación de US$480 millones, para financiar la ampliación de la Termoeléctrica del Sur, que incrementará su producción de 160 a 480 megavatios de energía.

En el acto de firma del crédito entre ambas instituciones del Estado, que se desarrolló en el municipio de Yacuiba, el presidente Evo Morales dijo que: "Hoy día hemos programado este acto para garantizar una inversión de US$480 millones para ampliar nuestra termoeléctrica en Yacuiba. Acá sólo en Tarija vamos a producir 480 megavatios de energía".

La Termoeléctrica del Sur, ubicada en el municipio de Yacuiba, Tarija, fue inaugurada en septiembre de 2014, y genera en la actualidad 160 megavatios para integrar al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, manifestó que "en toda su vida" la capacidad de generación de Tarija era 15 magavatios, pero el Gobierno de Morales decidió impulsar una inversión de más de US$1.700 millones  para incrementar la generación de electricidad de esa región sureña.

Manifestó que la ampliación de las termoeléctricas, no sólo apunta a cubrir el mercado interno sino es parte de la estrategia orientada a vincular al país con Argentina y Uruguay mediante la exportación de energía eléctrica.

Sánchez explicó que la ampliación de la Termoeléctrica del Sur, que concluirá en 2018, se realizará en dos fases, en la primera se generará 80 megavatios adicionales con dos turbinas de vapor para completar los ciclos combinados, mientras que en la segunda se subirá la generación a 480 megavatios en total.

Por su parte el jefe de Estado garantizó la suficiente energía para el consumo interno, empresas privadas y nuevos emprendimientos que requieran el suministro, ya que sólo la generación de las termoeléctricas (Cochabamba, Santa Cruz y Tarija) cubren la demanda interna que llega en horas pico a 1.300 megavatios.

Morales anunció para el siguiente mes una reunión bilateral con el presidente de Alemania, Joachim Gauck, para a ese nivel "ver tratativas" dirigidas a acelerar el traspaso de tecnología, como la fabricación de turbinas, para ampliar las termoeléctricas.

Agregó que las Reservas Internacionales Netas (RIN) se invertirán en proyectos productivos, como es el caso de la ampliación de la Termoeléctrica del Sur, y no así en construcción de carreteras, escuelas u hospitales, de manera que se recupere fácilmente la inversión.

Según Sánchez, las inversiones en los próximos 10 años están en el orden de 700 a 800 millones de dólares, "entonces garantizamos la seguridad energética e industrialización. Estamos garantizando fundamentalmente la integración energética que significa la exportación de energía eléctrica".