La Paz. Bolivia, el mayor exportador de gas de Sudamérica, dijo este jueves que estudia la posibilidad de construir un gasoducto desde el noroeste de Argentina con el fin de atender, entre otros planes, la explotación de las gigantescas reservas de litio del salar altiplánico de Uyuni.

El ducto, de dimensiones aún no definidas, llevaría gas hasta el departamento boliviano de Potosí, dijo YPFB Transporte, unidad de la corporación petrolera estatal YPFB, en una respuesta escrita a un cuestionario de Reuters.

"La etapa actual del proyecto se la denomina de visualización. Se está consiguiendo información sobre los potenciales requerimientos de la zona de influencia y proyecciones futuras de mercado, además de analizar todas las normativas y disposiciones vigentes", señaló YPFB Transporte.

La firma dijo que falta definir si Argentina cobraría por el uso de su red interna de ductos, que empalmarían con la tubería que instalaría el país andino en Potosí para abastecer a varias ciudades y a la futura industria de litio del salar de Uyuni, considerado la mayor reserva mundial de ese mineral ultra liviano.

"Todo desarrollo de mercado de hidrocarburos tiene diferentes formas de atención en función al volumen a requerirse y definitivamente se tiene que optar por la solución más efectiva. A la fecha no está descartada ninguna opción", dijo YPFB Transporte.

"Entendemos que YPFB está evaluando alternativas de suministro considerando básicamente tiempos de respuesta, oportunidades de suministro y restricciones desde el punto de vista legal y regulatorio del lado argentino", agregó.

El aprovechamiento del litio en el salar de Uyuni es uno de los proyectos mineros mas ambiciosos que pretende ejecutar el presidente Evo Morales, que busca que Bolivia desarrolle su propia industria de baterías de litio para futuras generaciones de automóviles eléctricos.

Bolivia dice tener en Uyuni, un salar superficial de 12.000 kilómetros cuadrados, una reserva de 100 millones de toneladas de litio que representarían más del 50% de las existencias mundiales conocidas de ese metal, que es clave para la fabricación de baterías de almacenamiento de energía.

Negocio. Argentina es, después de Brasil, el segundo gran mercado del gas natural de Bolivia.

En el primer semestre del 2011, Argentina importó un promedio de poco más de siete millones de metros cúbicos diarios (mmcd) de gas natural, la cuarta parte de lo que compró Brasil.

Las exportaciones bolivianas de gas a ambos mercados alcanzó un valor de US$1.651 millones en el primer semestre, con un crecimiento del 29% sobre el mismo período del 2010, y se prevé que el valor suba en los próximos años como resultado de un ya comprometido aumento del bombeo a Argentina.

El 30 de junio, Argentina y Bolivia inauguraron un nuevo gasoducto que permitirá incrementar a mediano plazo hasta 27,7 mmcd el volumen de gas que envía el país altiplánico.

El gas es el negocio internacional de Bolivia que genera más ingresos para el Estado boliviano, tras una nacionalización decretada por Morales en el 2006, pero el valor de las exportaciones de minerales superó en el primer semestre del 2011 en casi 2% al del gas natural.