El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) contribuirá con la expansión de la infraestructura eléctrica y la reducción de las emisiones de carbono en Bolivia, a través de un prástamo de US$78 millones.

El organismo informó por medio de un comunicado que el prástamo "incrementará la cobertura de su red eléctrica, la sostenibilidad de la matriz energética y reducirá las emisiones de carbono".

Detalló que del monto total del proyecto, US$66,3 millones corresponden a capital regular del BID con un plazo de amortización de 24 años, un periodo de gracia de 6,5 años y una tasa de interés basada en LIBOR.

Mientras los restantes US$11.7 millones son con cargo a capital ordinario concesional con un plazo de amortización de 40 años, un periodo de gracia de 40 años y una tasa de interés del 0,25%.

El proyecto a financiar contempla la construcción de una línea de trasmisión en alta tensión de más de 238km, junto con los equipos necesarios para integrar a San Ignacio de Velasco al Sistema Interconectado Nacional.

Adicionalmente, contribuirá a la mejora de la calidad del servicio en el área y la futura extensión de la red de transmisión para conectar el Sistema Aislado (SA) de San Matías ubicado a 300 km de San Ignacio.

El proyecto busca reducir el consumo de energía eléctrica en los sistemas de alumbrado público de los municipios de Oruro y Potosí mediante la implementación de medidas de eficiencia energética. 

"Las inversiones en los sistemas eléctricos generan impactos positivos sustanciales sobre el desempeño económico y la calidad de vida de la población", destacó el BID.