Bolivia comercializó el año pasado mayores volúmenes de quinua al mercado externo, sin embargo, su precio continúa en caída libre por la excesiva oferta, sobre todo de Perú. Entre 2015 y 2016, el precio promedio del grano andino boliviano disminuyó de US$4,24 a  US$2,74 el kilogramo.  

El bajón, de un 35%, es similar al registrado en el periodo 2014-2015 (-35,75%), cuando el valor FOB de la quinua por kilogramo descendió de US$6,60 a US$4,24 en los mercados internacionales, de acuerdo con el análisis realizado por este medio con base en los datos sobre volumen y valor exportado del Instituto Nacional de Estadística (INE) y que están publicados en su sitio de internet (www.ine.gob.bo).

El concepto valor FOB se utiliza para valorar las exportaciones y se define como “libre a bordo” (free on board). Se refiere al valor de venta de los productos en su lugar de origen más el costo de los fletes, seguros y otros gastos necesarios para hacer llegar la mercancía hasta la Aduana de salida.

Según información preliminar del INE, el valor de las exportaciones nacionales de quinua en la gestión pasada llegó a US$81,4 millones, un 24% menos respecto a los US$107,7 millones registrados en 2015. En cuanto a volumen, las ventas se incrementaron un 17%, al pasar de 25.355.447 kilogramos (25.355 toneladas) a 29.702.196 kilogramos (29.702 toneladas).

Prácticamente el volumen exportado en 2016 se equipara al alcanzado en 2014, cuando las ventas llegaron a 29.784 toneladas. Estos registros, sin embargo, están fuera de las cantidades enviadas al mercado externo en 2015 cuando se comercializaron 35.062 toneladas; todo un récord histórico.