La Paz. Bolivia consolidará a mediano y largo plazos la exportación del Gas Natural Licuado (GNL) a varios países de ultramar, a través de la Planta de Licuefacción de Gas que se construirá en el puerto peruano de Ilo, informó este jueves el ministro boliviano de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez.

     "El objetivo de la construcción de esta planta en Ilo es fortalecer la venta de Gas Natural Licuado en el mercado peruano, y principalmente mercados de ultramar", declaró Sánchez a periodistas en La Paz.

     Con la finalidad de perfilar este emprendimiento, el ministro boliviano anunció que viajará en los próximos días a Lima para avanzar en los proyectos que se tienen en agenda con Perú respecto a la integración energética.

     Dentro de las negociaciones previas entre ambos países, el tema que tiene más avance es la construcción de redes de gas en seis poblaciones peruanas a las cuales se abastecería de GNL, pero también se trabajará en la planta de licuefacción para llegar a ultramar.

   "Hoy tenemos proyectado un ducto que es Incahuasi-Cochabamba, Cochabamba-La Paz y de La Paz estamos muy cerca con un ducto de grandes proporciones para la exportación de Ilo. Hay que hacer una planta de licuefacción, hay que ver barcos que llevarán GNL a otros continentes", precisó.

     El reto de Bolivia es comenzar a exportar hidrocarburos a mercados de ultramar, no sólo mediante gasoductos convencionales como lo realiza a Brasil y Argentina, principales sociales comerciales de Bolivia del gas natural.

     "Bolivia debe pensar no sólo exportar gas natural a países vecinos, sino que la nueva tendencia es la venta del LGN (GNL, en inglés) por ultramar, estamos trabajando para eso y muy pronto tendremos noticias", aseveró.

     Ultramar-Gazprom. Por su parte, el presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Oscar Barriga, declaró en entrevista a Xinhua que Bolivia apuesta por el GNL para ampliar su oferta en un mercado de gas cada vez más competitivo.

     El directivo recordó que el sábado 28 de abril se habló en Desaguadero, entre los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Perú, Martín Vizcarra, sobre exportar gas a mercados de ultramar por puertos de Ilo.

     No se asemejará, aseguró, al proyecto Pacific LGN impulsado a principios de este siglo por los gobiernos de los entonces presidentes bolivianos, Jorge Quiroga y Gonzalo Sánchez de Lozada, porque tiene diferencias cualitativas en precios e ingresos para el Estado a partir de la nueva política en materia de hidrocarburos.

     En 2002 y 2003 el gobierno de Sánchez de Lozada planteaba la iniciativa Pacific LNG, un macroproyecto de exportación de gas a las costas de México y Estados Unidos a través de Chile.

     Con este proyecto se pensaba exportar una cantidad similar a la que se exporta a Brasil y Argentina, unos 60 millones de metros cúbicos diarios.

     "Hoy tenemos proyectado un ducto que es Incahuasi-Cochabamba, Cochabamba-La Paz y de La Paz estamos muy cerca con un ducto de grandes proporciones para la exportación de Ilo. Hay que hacer una planta de licuefacción, hay que ver barcos que llevarán GNL a otros continentes", precisó.

     La empresa rusa Gazprom mostró interés de participar en este proyecto.

     Ilo, en Perú, es proyectado como punto de embarque y exportación del GNL a mercados de ultramar, aunque por el momento no se habló de los potenciales destinos, pero se perfilaron 100 mercados.

     De acuerdo con Barriga, el presidente peruano expresó su disposición a brindar todas las facilidades para que Bolivia pueda exportar GNL a través del puerto de Ilo.

     El pasado 20 de abril, el presidente boliviano anunció que se buscarán nuevos mercados en otros continentes para el gas boliviano.

     Particularmente, sobre el GNL, declaró que ya existen requerimientos.

     Según YPFB, en la actualidad el GNL representa el 30 por ciento de la oferta de gas en el mundo; sin embargo, se prevé que para el año 2040 sea el 70%.

     Al analizar estos datos con pragmatismo, Barriga dijo que Bolivia no debe perder esta oportunidad de diversificar su oferta de gas.