La Paz. En los últimos 10 años, Bolivia exportó cereales por un valor de US$1.028 millones e importó el equivalente a US$720 millones de estos productos, informó el privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) con datos del estatal Instituto Nacional de Estadística (INE).

Mediante un reporte, la institución señaló que en este periodo Bolivia registró un superávit de US$308 millones en el comercio de los cereales.

Asimismo, el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, Gary Rodríguez, manifestó, en conferencia de prensa, que Bolivia se convirtió en los últimos 10 años en exportador neto de cereales con balance positivo.

Rodríguez precisó que Estados Unidos es el principal comprador de cereales bolivianos, seguido por Francia, Holanda y Canadá.

De acuerdo con el informe del IBCE, en la gestión 2017 Bolivia importó 274.000 toneladas de cereales, de los cuales el 79% provino de Argentina, principalmente trigo, maíz amarillo y arroz.

En cuanto a las exportaciones, la quinua concentró el 89% del total de cereales vendidos por Bolivia en 2017, el restante 11% incluyó maíz, sorgo, amaranto, entre otros.

En el año agrícola 2016/2017, Bolivia produjo 2,2 millones de toneladas en cereales, de los cuales el maíz alcanzó 926.000 toneladas, el sorgo 603.000 toneladas, el arroz 427.000 toneladas y 24.000 de quinua, entre otros.