La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) garantizó este domingo el envío de nuevos volúmenes de gas licuado de petróleo (GLP) a Paraguay a partir de julio próximo, tras el acuerdo suscrito con la transnacional Trafigura, que será la transportadora.

El presidente ejecutivo de YPFB, Carlos Villegas, confirmó el convenio al anunciar que la empresa Trafigura exportará el GLP excedente, el cual será obtenido en la Planta de Separación de Líquidos Río Grande.

"Vamos a exportar un volumen cercano a 5.500 toneladas mes con el precio acordado, más US$161 por tonelada métrica (TM)", señaló.

Según YPFB, los volúmenes de exportación de GLP a Paraguay serán flexibles porque dependerán del comportamiento de la demanda interna.

"Si por alguna razón hay un incremento en la demanda interna, como suele ocurrir en la temporada de invierno, vamos a destinar más GLP al mercado interno y quedará algo menos para la exportación", explicó.

El anuncio del ejecutivo de YPFB se registra dos días después de la puesta en marcha de la Planta de Separación de Líquidos Río Grande, ubicada en el municipio de Cabezas del departamento boliviano de Santa Cruz (este).

El complejo requiere dos meses de estabilización (deshidratación de equipos), por lo tanto a mediados de julio comenzará a producir GLP con las especificaciones requeridas.

La exportación y comercialización de GLP y gasolina natural a ser producidos en la nueva planta de YPFB generará ingresos para Bolivia por más de US$520 millones, en los próximos 13 años, según las proyecciones de la Gerencia Nacional de Comercialización.

Villegas declaró que con la planta se elimina la subvención al GLP y se garantiza la exportación de 5.500 toneladas de este fluido a Paraguay.

El complejo procesará unos 5,6 millones de metros cúbicos día (mmcd) de gas natural para obtener 361 toneladas métricas diarias (TMD) de GLP, 350 barriles por día (BPD) de gasolina natural y 195 BPD de isopentano.

El Estado boliviano destinaba US$61 millones a la subvención de GLP.