El Decreto 0934, aprobado el 20 de julio, autoriza aComité Nacional de Despacho de Carga (CNDC) “aplicar restricciones a todos los consumidores (La Paz, Oruro Potosí, Cochabamba, Santa Cruz, Sucre, Trinidad y otras poblaciones) del Sistema Eléctrico Interconectado (SIN), en forma proporcional a sus demandas, en caso de déficit de generación” de energía.

La norma tiene como objetivo establecer medidas excepcionales de orden reglamentario y regulatorio que contribuyan a mantener una provisión “adecuada” de electricidad en el SIN y los sistemas aislados por un período de 12 meses.

La estrategia establece el aprovechamiento de la producción excedentaria de electricidad de aquellas empresas no conectadas al SIN que se dedican a esta actividad, a través de la incorporación, “con carácter excepcional”, de esta energía a los sistemas eléctricos del país.

Según procedimiento, la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad (AE) otorgará a las personas naturales o jurídicas que así lo soliciten autorizaciones provisionales como operadores de generación de energía en el SIN y sistemas aislados. Una vez obtenido el permiso, los nuevos operadores podrán ser habilitados por el CNDC como agentes del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM).

Trance. Según datos del CNDC, la demanda promedio de electricidad al 24 de julio fue de 992,1 megavatios (MW), mientras que la oferta fue de 1.045,4 MW, lo que deja un excedente de sólo 53,3 MW (ver infografía).

El 4 de julio, el vicepresidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Mario Yaffar, advirtió que el suministro de energía en el país podría “colapsar” en septiembre, porque es en ese momento cuando confluyen los mayores requerimientos de electricidad provocados por el frío en occidente y el calor en el oriente.

En pasados meses, autoridades y funcionarios de Gobierno, así como ejecutivos de las empresas eléctricas que operan en el país anunciaron posibles racionamientos ante cualquier falla en el sistema de generación.

Por su parte, el ministro de Hidrocarburos, José Luis Gutiérrez, recordó que la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) trabaja en el Plan Inmediato de Adición al SIN que incrementará la oferta de energía en 160 MW a través de la construcción de cinco centrales termoeléctricas.

Ende tendrá subsidio en combustible

Generación. El Decreto 934 autoriza al Ministerio de Hidrocarburos y Energía la asignación de diésel a ENDE para la generación de energía eléctrica en las centrales termoeléctricas Moxos y Trinidad, ambas conectadas al SIN. La entrega de combustible se efectuará bajo las mismas condiciones establecidas para los sistemas aislados. “La subvención generada a partir de la asignación de volúmenes de diésel será retribuida a YPFB por el Tesoro General de la Nación”, señala la norma.