La Paz. El gobierno boliviano introdujo cambios legales para limitar el cobro de intereses a los préstamos.

En el Decreto Supremo 530, aprobado este miércoles por el gabinete de ministros, se fija que los bancos y entidades financieras cobrarán el interés penal solamente por las cuotas que el cliente no pagó en el tiempo establecido y no por el monto total del crédito.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, puntualizó que no se está acabando con la penalización a quienes caen en mora, señaló La Razón.

Indicó que lo que la normativa establece es que “la moratoria se tiene que pagar con un interés adicional, sin duda; pero esta vez ese interés adicional no va a ser sobre todo el crédito porque no es todo el préstamo el que se deja de pagar, sino simplemente sobre la cuota que se dejó de pagar”.

Añadió que cuando una persona acuda a una institución financiera a pagar una cuota que no canceló en la fecha fijada, “pagará su capital, su interés corriente y el interés penal (que) sólo va a corresponder al período en el que estuvo en mora”.

La normativa no se aplicará con retroactividad, por lo que los préstamos que se establecieron antes de la fecha de promulgación del decreto, “mantienen la normativa que originalmente los determinó”, indicó el ministro.