Pasar al contenido principal
Bolivia: gobierno llama al diálogo a indígenas sobre la ruta que pasa por parque nacional
Viernes, Agosto 5, 2011 - 18:11

El gobierno bolviano invitó a los representantes de los indígenas del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) para dialogar sobre la construcción del tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos. Además, negó que el crédito de US$415 millones otorgado por el Brasil para esta obra esté condicionado.

El ministro de la Presidencia, Carlos Romero, informó que este jueves se envió una carta a los representantes del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) para dialogar el martes 9 en la ciudad de Trinidad (Beni) sobre la construcción del tramo II de esta carretera que es rechazada por sus habitantes.

“Les invitamos a sostener una reunión el día martes 9 de agosto del 2011, a horas 09.00 en las oficinas de la Sociedad de Ingenieros del departamento del Beni, ubicada en la Av. Los Tajibos en la ciudad de Trinidad. En la misma participaremos ambos ministros para dialogar sobre los temas vinculados a la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, que suscitaron su preocupación”, señala textualmente la carta firmada por Romero y por el ministro de Obras Públicas, Wálter Delgadillo Terceros.

Propuestas. Romero reiteró que en este encuentro se van a escuchar alternativas que tengan sustento técnico y factibilidad financiera y social. “Si existe una propuesta que sea viable, cómo no tomarla en cuenta”, dijo. Según el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, la convocatoria busca acordar con los representantes indígenas del lugar el trazo del tramo II.

La carretera consta de tres tramos y tiene una longitud de 306 kilómetros. Su construcción demandará una inversión de US$415 millones, de los cuales US$332 millones corresponden a un crédito del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) de Brasil.

La decisión asumida por el gobierno se da luego de que el embajador del Brasil, Marcel Biato, haya mencionado que se otorgará el crédito para la construcción del tramo II de la carretera cuando en Bolivia el gobierno y las comunidades indígenas del Tipnis acuerden su realización, a través del diálogo, y se realicen los estudios ambientales.

Al respecto, el presidente Evo Morales negó que el crédito otorgado por el Bndes para el proyecto esté condicionado y prometió que se realizarán las consultas a los indígenas del Tipnis para que se defina el trazado del tramo II, aunque este mecanismo no será de carácter vinculante.

“Primero es falso lo que dicen del Brasil, el crédito está garantizado con recursos y consultas, especialmente la licencia ambiental para la fase I y III. La segunda sí falta hacer consulta, pero eso no es atribución del Gobierno de Brasil, sino es responsabilidad del Gobierno nacional”. Además, el presidente Morales dijo no entender cómo sus hermanos indígenas se oponen a la integración del occidente con el oriente del país con su rechazo al proyecto vial.

En tanto, el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó que algunos sectores indígenas del Tipnis expresaron su desacuerdo con el tramo II, mientras otros “expresaron su respaldo” al proyecto. “El crédito está aprobado en su totalidad con Brasil, lo que hacemos es consultar a algunos pueblos indígenas y concluir los estudios técnicos que definan el tramo II”, subrayó el Mandatario.

Hay varios intereses creados.

- Brasileños. El dirigente del Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Qullasuyo (Conamaq), Rafael Quispe, denunció que existen intereses brasileños en el proyecto, porque la obra fue adjudicada a la empresa OAS y el crédito es del BNDES.

- Cocales. El diputado Pedro Nuni afirmó que algunos colonizadores que apoyan la construcción de la carretera tienen la intención de ingresar al TIPNIS con el objetivo de plantar coca. Además, recordó que los indígenas del TIPNIS decidieron pedir el respeto a su territorio.


Autores

LaRazón.com