La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, llegó hasta la gobernación del departamento de Oruro para promulgar la ley que beneficiará a los productores de las áreas rurales con grandes potenciales para la producción a gran escala de muchas variedades de quinua que deriven en su industrialización y su exportación.

“Promulgamos esta ley que permita incentivar la siembra de la quinua que en los últimos años creció en el mercado especialmente a nivel mundial, aunque no tanto a nivel nacional siendo que la FAO reconoce como uno de los mejores alimentos del mundo, por eso hemos aprobado esta ley para incentivar el cultivo”, dijo Morales, según un reporte de ANF.

También afirmó que ahora que se aprobaron los créditos corresponde a los productores organizarse en empresas comunitarias, no sólo para producir sino para industrializar y exportar la quinua y lograr el desarrollo agroindustrial de la región. “Por primera vez el Estado dará créditos a los productores de quinua y para empezar hemos dispuesto créditos blandos de US$10 millones para los productores de quinua de Bolivia, especialmente para Oruro y Potosí”, afirmó. Los pequeños productores podrán acceder a créditos hasta Bs 21.000 (US$2.941), los medianos hasta 70.000 (US$9.803), los grandes hasta 350.000 (US$49.017) y las asociaciones consolidadas de Bs 3.000.000 (US$420.147) a 4.000.000 (US$560.196).

Oruro presentó proyectos. El presidente Evo Morales recibió ayer los proyectos de captación de agua para el consumo humano y riego de campos de cultivos de los 34 municipios de Oruro. Explicó que primero se revisarán los proyectos a diseño final antes de proceder al desembolso de hasta US$300 mil por municipio comprometidos por el gobierno.

El órgano ejecutivo comprometió el desembolso de US$100 millones que serán destinados a municipios rurales de todo el país, bajo el programa Más Inversión para el Agua “mi agua”. “Estamos aquí para recibir los proyectos de agua. Para mí ha sido doloroso ver cómo se trasladaba agua de un municipio a otro”, sostuvo el jefe de Estado.