La Paz. Los comerciantes minoristas saldrán hoy a las calles en todo el país para exigir el cierre de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) y la venta libre de azúcar. Los gremialistas aseguran que pueden regular y abastecer el mercado con la comercialización del endulzante.

“Nos vamos a movilizar mañana (hoy) para que el gobierno deje de ser comerciante minorista (...). Las movilizaciones de los gremiales serán en todo el país”, dijo el secretario general de la Confederación Nacional de Gremiales de Bolivia, Francisco Figueroa.

La medida, sin embargo, no será acatada por la Confederación Sindical de Trabajadores Gremiales, Artesanos, Comerciantes Minoristas y Vivanderos de Bolivia. Su máximo dirigente, Braulio Rocha, indicó que “la población está cansada de paros” y que su sector no apoyará “a los grandes contrabandistas y especuladores”.

En tanto, la Central Obrera Boliviana (COB) rechazó el pedido de cerrar Emapa, petición que fue calificada como “maniobra de los grandes comerciantes y especuladores, alentados por algunos políticos de oposición y supuestos dirigentes gremiales”.

Por su parte, el dirigente de los comerciantes minoristas de Santa Cruz, Jesús Cahuana, dijo que “las organizaciones gremiales determinaron sumarse a la movilización nacional del sector cerrando este jueves los mercados de la capital cruceña”.

Las movilizaciones anunciadas incluyen el bloqueo de carreteras y una marcha que partirá de la plazuela del Estudiante hasta la plaza 24 de Septiembre de la ciudad de Santa Cruz. Las organizaciones vecinales han determinado sumarse, afirmó el dirigente.

Según Cahuana, las demandas son “el cierre de Emapa y arancel cero para que los gremialistas podamos importar azúcar y todo lo que haga falta en la canasta familiar. Nosotros vamos a vender más barato que Emapa”, dijo.

Figueroa reiteró que piden la venta libre de azúcar y cuando se le recordó que el vicepresidente Álvaro García Linera dijo que hay un decreto que otorga arancel cero a la importación de este producto, respondió que tal arancel “es sólo para el gobierno, no para los minoristas”.

A pesar de esto, Figueroa dijo que los comerciantes de abarrotes “y algunas personas afines al sector en La Paz saldrán a marchar”. Confió, sin embargo, que las movilizaciones en el interior del país sean contundentes.

Asimismo, anunció otra movilización coordinada con otros sectores. “Tenemos planificada, para el 18 de febrero, una marcha conjunta con el magisterio, los fabriles, el sector salud y otros”.

En declaraciones a CNN, Figueroa indicó que hace cuatro meses que el comercio está en quiebra, porque el gobierno está manejando todo.

Figueroa pidió al ejecutivo que se tenga el mismo trato al comercio minorista que el que tiene la empresa Emapa.

Además, responsabilizó al gobierno de la escasez de azúcar que hay en ese país.

Según la agencia ANF, diputados de la oposición expresaron su apoyo a la marcha convocada por el sector de los gremiales que tiene el propósito de demandar el cierre de las tiendas de Emapa.

También mostraron su molestia por el encarecimiento de los productos básicos de la canasta familiar.