La Paz. Bolivia prepara un segundo cargamento de 100 toneladas de plomo metálico que será exportado a Perú a finales de abril, anunció la estatal Comibol.

El presidente ejecutivo de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Marcelino Quispe, señaló que con estos envíos la fundición de Karachipampa, ubicada en la parte andina en el suroeste de Bolivia, comienza su venta al extranjero tras un año de haber iniciado sus operaciones.

"Bolivia comenzó exportar las primeras 81 toneladas de plomo metálico refinado a Perú, que tiene un costo aproximado de 148.000 dólares, está es la primera carga y se prepara una segunda entre el 25 al 30 abril", precisó Quispe.

Después de 30 años, la fundición Karachipampa empieza a operar y sacar los primeros lingotes.

En cuanto a otros mercados, señaló que países como Estados Unidos y Brasil están interesados en los lingotes, pero que la comercialización debe pasar por una licitación pública.

Los lingotes de plomo producidos en la Empresa Metalúrgica Karachipampa tienen una pureza de 99,97 por ciento, y los lingotes de plata tienen 99,95 por ciento, ambos casos con la calidad para ser exportados.

Los primeros lingotes de plomo producidos en esa planta fueron entregados el 10 de septiembre de 2014 al presidente boliviano Evo Morales y a otras autoridades, durante un acto especial en las instalaciones de ese complejo que estuvo paralizado desde la conclusión de su construcción hace 30 años, en 1984.

La construcción de la planta comenzó en 1979 y terminó en 1984, con planes para empezar operaciones en 1985; sin embargo, la relocalización de la planta motivó que su puesta en marcha se aplazara hasta el 15 de julio de 2014, señaló el Ministerio de Minería y Metalurgia.