La Paz. El gobierno estimó que este año se importarán unas 500 mil toneladas (t) de cemento y clinker para atender la demanda del mercado interno como de la construcción.

Así lo informó este miércoles el ministro de Obras Públicas, Wálter Delgadillo, quien manifestó que la producción nacional en 2011 será de aproximadamente 2,3 millones de toneladas, aunque la demanda interna alcanzará unos 3 millones.

“Se calcula que este año hemos de utilizar 3 millones de toneladas, entonces la producción nacional tiene un déficit en referencia a la demanda. Vamos a tener que importar unas 500 mil toneladas” de clinker y cemento, dijo.

La autoridad aclaró que en estos momentos se está realizando importaciones de cemento cuyo volumen alcanza “como unas 25 mil toneladas”. A decir de Delgadillo, la importación de cemento lo vienen realizando las empresas privadas como la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce), la Fábrica Nacional de Cemento SA (Fancesa) e Itacamba.

De igual manera, el ministro Delgadillo expresó su esperanza de que Soboce solucione sus problemas judiciales, y aseguró que el Gobierno no tiene ningún interés en intervenir la cementera. El Ejecutivo respetará la inversión privada como de dicha firma, aclaró.

“Nosotros tomaremos previsiones en la medida de nuestras posibilidades, pero la combinación en el abastecimiento de insumos de cemento es esencialmente privada con alguna incorporación pública“, concluyó Delgadillo.