La Paz. El gobierno boliviano importó 150 toneladas adicionales de azúcar desde Cali (Colombia) para su comercialización en La Paz y El Alto en Bolivia. Para hoy se tiene previsto llegar con puntos móviles de venta a 20 lugares en esas dos ciudades.

La madrugada de ayer, dos aviones cargueros arribaron al país. Uno de ellos aterrizó en la capital cochabambina con 48 toneladas de azúcar a bordo. El otro llegó a la ciudad de La Paz con 52 toneladas. Para la madrugada de hoy se esperaba además el arribo de otras 50 toneladas a la sede de gobierno.

Así lo informó el ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural en un comunicado de prensa, el cual señala que las últimas partidas del endulzante se distribuirán en los mercados de La Paz y El Alto.

Mediante camiones, la agencia Insumos Bolivia vendió ayer azúcar en 12 puntos: las plazas Abaroa, Eguino y Triangular; Valle Hermoso, Villa de la Cruz, Pampahasi, el Mercado Camacho, Munaypata, Amor de Dios, la feria 16 de Julio y Viacha.

Según el ministerio, en el recorrido se evidenció que prácticamente no hubo filas, por lo que los camiones transitaron por diferentes calles sin detenerse mucho tiempo en alguna. Desde esa repartición de gobierno se informó que para hoy se prevé que los puntos móviles de venta lleguen a 20 lugares.

Insumos Bolivia comercializa el producto a Bs 7,50 (US$1) el kilo. “Queremos dar seguridad a las familias de que existe el azúcar suficiente. Posteriormente, restableceremos los mecanismos de venta tradicionales como las tiendas de barrio”, adelantó su director general, Óscar Sandy.