La Paz. La ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, colocó la piedra fundamental para la construcción de la planta procesadora de cítricos en el municipio de Caranavi.

El proyecto beneficiará a alrededor de 150 familias productoras.

“Caranavi tiene más de 53.000 habitantes y 150 familias productoras se beneficiarán con la instalación de esta planta y una serie de proyectos de desarrollo social, productivo y económico”, indicó el alcalde de Caranavi, Teodocio Quillca Acarapi.

Enrique Villa, presidente de la Asociación de Citricultores de Caranavi, expresó su satisfacción a nombre de los colonizadores y productores de ese municipio por la puesta en marcha del proyecto. “Todos vamos a ser beneficiados con esta planta de cítricos, sólo nos queda mejorar la calidad y cantidad de nuestra producción”, señaló.

A tiempo de inaugurar la obra, la ministra Morales dijo que la planta procesadora de cítricos producirá en el futuro el desayuno escolar para la región, “Vamos a elaborar las bolsitas de leche y yogurt que ustedes están recibiendo de otros lugares y éstas van a ser distribuidas en los municipios de todo el país”.

El 26 de abril, los colonizadores de Caranavi cerraron las vías de acceso a ese municipio en demanda de la construcción de una planta procesadora de cítricos.

La protesta surgió porque el gobierno anunció que la obra sería construida en Alto Beni.

Tras 12 días de bloqueos y enfrentamientos con la Policía, que derivó en la muerte de dos personas, el Ejecutivo accedió a construir la planta.

El gobierno Municipal de Caranavi compró 20.000 metros cuadrados de terreno que se otorgaron a la empresa Lacteosbol en calidad de comodato. La empresa estatal se hará cargo de la instalación de la planta.

El gerente de Lacteosbol, Luis Siles, detalló que la inversión para la construcción de la planta de cítricos en Caranavi asciende a US$2,4 millones (Bs 17,5 millones). Dijo que la planta empezará a operar en unos siete meses.

El gobierno, a través del municipio beneficiario, aportó con US$628.760 (Bs 4,5 millones) para la compra del terreno y las obras civiles, explicó Siles, y añadió que el gobierno de Venezuela aportó US$1,8 millón Bs 13 millones para el equipamiento.

“La fábrica contará con dos líneas de producción: una de ‘beneficiado’ de fruta y otra línea de jugo directa de naranja, mandarina y pomelo”, añadió. “Tenemos planificado que las obras civiles concluyan en mayo del 2012 y se inicie con la instalación de la maquinaria”.