Este miércoles y con el apoyo de más de 2.000 militares, el gobierno boliviano intervino al menos 24 áreas de explotación ilegal de oro, ubicadas en el municipio cruceño de San Ramón y en las serranías de San Simón, en Beni. Habrían 23 personas aprehendidas fruto del operativo.

“En el caso de San Ramón había entre 15 y 20 áreas de explotación ilegal (de oro) en tierras fiscales. En el caso de San Simón, recién se han intervenido cuatro áreas, porque es una zona demasiado extensa y el operativo va a continuar el tiempo que sea necesario hasta tener control sobre todas las áreas”, informó a La Razón Juan Ramón Quintana, director de la Agencia para el Desarrollo de Macrorregiones y Zonas Fronterizas (Ademaf), entidad a cargo del operativo.

Desde el ministerio de Minería se informó que personal de ese despacho también acudió al lugar. Según medios televisivos, participaron además fiscales, efectivos de la Policía Internacional (Interpol) y funcionarios de la Dirección de Migración.

“Después de tres meses de planificación, hoy (por ayer) se inició el operativo más importante de control territorial de la Chiquitania”, señaló Quintana a la radio Patria Nueva.

La autoridad precisó que desde ayer, a las 5.00, más de 2.000 efectivos de la Quinta y Octava División del Ejército y del Comando Conjunto del Plata “están patrullando la Chiquitania para evitar que sigan deforestando nuestros bosques, impedir que exista tráfico de combustible, se saquee nuestro oro y que esta región continúe convertida en territorio de la ilegalidad”.

A decir de Quintana, en San Ramón y San Simón existen “ingentes” recursos mineralógicos, especialmente oro, que estaban “prácticamente controlados por súbitos extranjeros”. Desde Sucre, el ministro de Defensa, Rubén Saavedra confirmó la militarización de la zona.

“Estamos esperando un informe de las Fuerzas Armadas sobre esta situación, sin embargo es una actividad que está dentro de lo que establece el marco legal”, dijo, según una nota publicada en el sitio web del Grupo Fides.

Por su lado, el director de Hidrocarburos y Minería de la Gobernación cruceña, José Padilla, indicó que en San Ramón se vio “irracionalidad en el manejo de la explotación de oro. Hemos pedido licencias ambientales y pago de regalías. Vimos que hay muchos mineros brasileños”.

La cotización internacional del oro está en ascenso desde el 2009. Entre el 1 y el 29 de septiembre de este año, su precio subió en $us 60 (de $us 1.250 a $us 1.310,3 la onza troy). Ayer se cotizó en $us 1.347. El Órgano Ejecutivo anunció que creará la Empresa Boliviana del Oro, como firma estratégica para explotar y comercializar el mineral.

Según la agencia ANF, en el operativo gubernamental, 23 personas involucradas en la extracción ilegal de oro fueron aprehendidas, entre ellos ciudadanos bolivianos y brasileños. Ese medio señaló que se liberará sólo a quienes cuenten con documentación “al día” sobre su actividad y permanencia en el país.

“Toda la maquinaria que estaba siendo utilizada en tierras fiscales se supone que es instrumento delictivo y eso va a ser objeto de un procesamiento rápido y será incautado por el Estado”, aseguró Quintana y añadió que de aquí en adelante el control militar será permanente.