La Paz. El gobierno boliviano anunció este miércoles que invertirá US$135,6 millones en los próximos cuatro años en la empresa Distribuidora de Electricidad La Paz (Delapaz), que reemplaza a Electricidad de La Paz SA (Electropaz), una de las filiales de la compañía española Iberdrola que fue expropiada a fines de 2012.

El anuncio fue realizado este miércoles por el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, en un acto por el primer aniversario de Delapaz celebrado en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz.

García Linera aseguró que cuando la distribuidora de electricidad era administrada por "extranjeros", las inversiones llegaron a US$8 millones, en tanto que solamente en 2013 el Estado invirtió 13,2 millones.

Según el vicepresidente, la distribuidora de electricidad invertirá este año US$25,7 millones y otros 109,9 millones en los años sucesivos hasta 2018.

Además de Electropaz, el presidente boliviano, Evo Morales expropió a fines de diciembre de 2012 la distribuidora de electricidad Elfeo de la región de Oruro, una empresa de servicios y una gestora de inversiones, todas administradas por Iberdrola, sin que hasta el momento se haya alcanzado un acuerdo para una compensación económica.

El gobernante justificó la medida en que la firma no quiso hacerse cargo de la distribución de energía en las áreas rurales de esas regiones, lo que incrementó notablemente el coste de ese servicio, que además era de peor calidad en el campo respecto a las ciudades, según el Ejecutivo.

Delapaz distribuye electricidad a las áreas urbana y rural con una tarifa única de 0,60 centavos de boliviano (US$0,08) por kilovatios/hora.

García Linera sostuvo que antes "con la electricidad de los bolivianos se enriquecían extranjeros" y calificó de "traición a la patria" la privatización de empresas estatales, por la que responsabilizó a los gobiernos anteriores.

El vicepresidente comparó el "daño" que hizo al país la privatización de empresas con el causado por la pérdida del litoral a manos de tropas chilenas en la llamada Guerra del Pacífico, librada a fines del siglo XIX.

También afirmó que la provisión de electricidad en el país está asegurada, pues actualmente se producen 1.400 megavatios para atender una demanda de 1.200 megavatios.

García Linera inauguró este miércoles dos transformadores de potencia de Delapaz, obra que demandó una inversión de US$1,6 millones.