La Paz. El presidente de Bolivia Evo Morales anunció este martes la inversión de US$350 millones (mdd) para implementar la fábrica de medicamentos, con el apoyo de Cuba, que le permitirá exportar medicamentos a partir del año 2020.

"Al 2020 Bolivia debería estar exportando medicamentos y no seguir importando, gracias a la cooperación del pueblo cubano y sus expertos, ya tengo un proyecto que va costar como US$350 millones", afirmó Morales en un acto público en la ciudad de Trinidad, capital del departamento de Beni, en el noreste de Bolivia.

En este acto entregó un tomógrafo y firmó un contrato para la construcción de un hospital de segundo nivel para esa ciudad.

El mandatario detalló que el hospital contendrá ocho consultorios de medicina general, tres consultorios de ginecología, dos consultorios de odontología, tres consultorios de pediatría, una sala de hematología, una sala de urología y parasitología.

El objetivo, según Morales, es acabar con el monopolio de venta de los grandes laboratorios.

El gobierno boliviano anunció el pasado 6 de agosto que tiene la intención de exportar fármacos y para ello la cooperación cubana elaborará los medicamentos en el país, que permitirá una rebaja considerable en los costos de adquisición.

Un informe del privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) difundido días antes señala que el monto destinado a la importación de medicamentes creció en los últimos cinco años en 74%, de US$90,4 millones a US$157,6 millones.

Mientras que la exportación, en el mismo período, también experimentó un crecimiento, aunque inferior, del 29%, de US$2,4 millones a US$3,1 millones.

Los datos del IBCE, con datos del estatal Instituto Nacional de Estadística (INE), dan cuenta que de 2009 a 2013 se exportaron 16 fármacos, algunos de los cuales contienen penicilinas o sus derivados, medicinas con antibióticos o anestésicos para uso humano.

En 2009, Bolivia exportó 219.374 kilogramos de medicamentos por valor de US$2.459.628; en 2010, 142.093 kilos por US$1.544.487; en 2011, 178.036 kilos por US$2.599.053; en 2012, 117.859 kilos por US$1.957.259; y en 2013 fueron exportados 198.038 kilos por un valor de US$3.178.875.

En el mismo período, la cifra de importaciones se incrementó en un 74%, de US$90,5 millones en 2009 a US$158 millones en 2013, según datos del IBCE.