La Paz. La empresa Jindal Steel Bolivia (JSB) redujo en 2 MMmcd su requerimiento de gas para el proyecto de explotación del Mutún, debido a que las proyecciones de producción de gas para el mercado interno y la exportación no cubrirían una provisión antes proyectada en 6 MMmcd.

El 13 de octubre, el gerente de Asuntos Corporativos de JSB, Jaime Valencia, condicionó el cumplimiento del plan de inversiones para el Mutún a la oportuna provisión de “seis millones de metros cúbicos día (MMmcd)” del energético, para el abastecimiento de su complejo industrial desde el 2014.

La semana pasada, según informó este lunes la empresa, el presidente del directorio de JSB, Vikrant Gujral, presentó el requerimiento de gas en detalle para el proyecto siderúrgico al ministro de Hidrocarburos y Energía, José Luis Gutiérrez.

“Este requerimiento de 4 MMmcd para el 2014 fue revisado por el Ministro de Hidrocarburos, quien se comprometió a dar celeridad a las negociaciones del contrato con YPFB (Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos)”, cita el documento.

Valencia había indicado que “del 2014 al 2016” los requerimientos energéticos del complejo industrial y de la termoeléctrica de 500 megavatios (MW) llegarían a “6 MMmcd” de gas (2,5 MMmcd para la generadora) y que, “a partir del 2017”, la demanda subiría a “10 MMmcd”.

Recursos. Bolivia cuenta con 19,9 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas natural, entre reservas probadas, probables y posibles. Sin embargo —de acuerdo con parámetros internacionales—, la oferta hasta el 2026 se reduce a 15,5 TCF.

“Hasta el 2026, el mercado interno requerirá de 3,1 TCF; la exportación 10 (4,1 a la Argentina y 5,9 a Brasil); la industrialización de la urea 0,4; la transformación de gas en diésel (GTL) 0,6; y el proyecto siderúrgico del Mutún 0,6 TCF”, informó el 10 de abril el presidente de la petrolera estatal, Carlos Villegas.

La reducción de la oferta del energético “afectará la producción programada” de hierro, señala Jindal. La Razón intentó comunicarse con el Ministro de Hidrocarburos para conocer los motivos de la reducción del requerimiento de gas, pero la autoridad no respondió a su teléfono celular.

De acuerdo con JSB, Gutiérrez anunció que “la provisión de gas está sujeta a lo que contempla el Contrato de Riesgo Compartido, el “Contrato de Suministro de Gas a ser suscrito con YPFB” y en base a la “prioridad en la provisión de gas para el mercado interno establecido en la Constitución Política del Estado (PCE)”. Gutiérrez aseguró que “el gas estará disponible para el proyecto a partir del 2014, ya que se contará con la cantidad que JSB requiere”, cita el documento.

Requisitos. “Con la presentación de la información (el requerimiento de gas en detalle) por parte de Jindal Steel Bolivia (JSB) se cumplió también con el requerimiento de YPFB para proceder con el contrato (de provisión de gas) respectivo”, informó la firma india.

Ventas apuntan al mercado regional. La estrategia de comercialización de JSB contempla la exportación de concentrados, acero y productos derivados, principalmente al mercado regional, por los altos costos que implica el transporte y producción del hierro del país, informó el ejecutivo de Jindal Steel Bolivia (JSB), Jaime Valencia.

“Esta primera etapa ha sido abrir mercados y abrir mercado para el hierro boliviano no es fácil. El mineral sólo se puede pensar en vender en países vecinos como Paraguay, Brasil y Argentina, por los altos costos que implican su transporte y explotación”, dijo.

Aparte del pago por los servicios del puerto, Jindal paga US$6 por el transporte de cada tonelada (t) de mineral.

Además, la regalía (4%) tiene como base de cálculo el precio internacional de hierro en China ($us 188 la tonelada), siendo que la empresa vende el producto a US$70 la tonelada, explicó Valencia.

“El hierro boliviano nunca va a llegar a la China, porque su precio no aguanta un transporte tan largo”, remarcó.

La empresa produce 10.000 t diarias de mineral, tiene más de un millón listas para ser transportadas a puerto y tiene otras 60.000 t ya en puerto, precisó. Ya en la etapa de la siderurgia, JSB producirá 1,7 millones de toneladas de acero por año que serán exportadas también a los potenciales mercados de Perú y Chile, porque el mercado interno requiere sólo de 400.000 t al año.

Jindal vendió a Aceros de Paraguay (Acepar) 60.000 t de mineral por un valor de US$420.000.

El 80% de ese volumen ya fue exportado.