La Paz. La mina de estaño Sayaquira, de propiedad de la Empresa Minera Barrosquira (Embas), fue ocupada ilegalmente este jueves en la madrugada por un contingente de cooperativistas “desocupados” y comunarios del lugar.

La primera toma de la mina, que está ubicada en la provincia Inquisivi (La Paz), se registró el 9 de junio de 2011, la segunda el 14 del mismo mes, la tercera el 13 de julio y, la última vez, este 22 de marzo.

En conferencia de prensa, la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb) y Embas denunciaron la toma del yacimiento y acusaron a los “avasalladores” de agredir a los empleados de la empresa.

El gerente general de Embas, Andrés Molina, declaró que los cooperativistas invasores eran al menos 300, mientras un efectivo policial, que llegó de la mina, dijo a la red Unitel que los mismos sumaban unas 600 personas.

Molina precisó que Embas, que tiene 93 trabajadores, perdió en 2011 más de US$600.000 por la toma de la mina.

Un comunicado de prensa de la firma señaló que a la 01:30 horas de este jueves los integrantes de la extinta Cooperativa El Progreso de Huanuni (Oruro) cruzaron las trancas de K’onani y Cajsata a bordo de camiones llenos de gente. Los trabajadores identificaron a Félix Veizaga como el cabecilla del asalto.

Molina explicó que por día no trabajado en la mina, tanto Embas como el Estado pierden cerca de US$9.000.

“Estaban ingresando 500 mineros de la mina Huanuni con palos y dinamitas. Entonces, todos los mineros huyeron del campamento junto a sus esposas e hijos. Fue interceptado un auto sin placas que en su interior llevaba dinamita y a tres mineros de Huanuni, los cuales fueron retenidos por los mineros de Pacuni”, declaró un minero a la red PAT.

El asalto dejó dos mineros heridos: Enrique Aruquipa (23) y Leocadio Cusi (41), los cuales están internados en el hospital Juan XXIII de La Paz.

Enrique Aruquipa, uno de los trabajadores heridos que fue expulsado de la mina, contó a la red Unitel que “a las 02:00 (de este jueves) los cooperativistas de Huanuni y los comunarios ingresaron a la mina. Pedimos al gobierno que solucione el problema”.

Una de las mujeres indicó que los niños, las señoras y los trabajadores “están durmiendo en las lomas, están sin desayunar, sin comer”.

“Escapamos por los cerros con las familias que estaban en la mina para salvar la vida, ya que nos sorprendieron. Sin embargo, las 600 personas continúan en la mina”, dijo uno de los policías que resguardaba la mina.

El asesor legal de Embas, Raúl Azurduy, señaló que los cooperativistas y los comunarios tomaron como rehén al ingeniero Juan Luis Paz, que estaba a cargo del yacimiento.

Ocupación de minas. Empresa. Embas ya sufrió la toma de la mina Himalaya en 2007; también perdió la concesión en la mina de estaño Caracoles, en 2004; y en enero de 2011 le quitaron la mina Laramcota.

Contingente policial fue enviado al yacimiento. El asesor jurídico de la Empresa Minera Barrosquira, Raúl Azurduy, informó este jueves que el gobierno envió un contingente policial para intervenir la mina de estaño Sayaquira, ubicada en la provincia Inquisivi.

Un comunicado de prensa de Embas indicó que los ejecutivos de la mina se reunieron con las autoridades del Ministerio de Gobierno para pedir una intervención policial y que éstos anunciaron el envío al lugar de una comisión de Inteligencia de la Policía y el despliegue de efectivos de Oruro.

Al intentar confirmar esta versión se consultó al director nacional de la Felcc, coronel Jorge Toro, pero desconocía tal información.

El comandante de la Policía de Oruro, Ramón Sepúlveda, dijo que no se envió a ningún efectivo. La Policía detuvo a ocho mineros por la toma de la mina.

Azurduy detalló que se presentó la denuncia contra los sujetos por los delitos de robo agravado, sabotaje y asociación delictuosa.

El año pasado hubo 58 tomas ilegales. En los dos últimos años se incrementó la cantidad de ocupaciones a proyectos mineros de empresas públicas y privadas debido a una mayor cotización en los precios de los minerales.

En 2011, las tomas ilegales llegaron a 58, siendo La Paz el departamento donde más se registraron, según se informó en base a un informe oficial del Viceministerio de Cooperativas Mineras.

“Los avasallamientos se han incrementado con más fuerza desde 2010, llegando a 38 o 40 por las altas cotizaciones de los minerales (...). De los 58 conflictos atendidos en 2011, casi 50% se han generado entre comunarios y cooperativas, un 30% sólo entre cooperativas y el resto entre cooperativas y empresas mineras privadas”, reveló entonces el viceministro del área, Isaac Meneses.

Según datos extraoficiales, unas 3.000 sociedades cooperativas mineras, muchas de ellas ilegales, funcionan en el país.

El ex ministro de Minería, Dionisio Garzón, dijo que desde 2008 las ocupaciones ilegales de minas se han incrementado en el país debido a los buenos precios de los minerales.

“Cuando se registran muy buenos precios, existe un aliciente para que las personas de dediquen a la actividad minera. Por ello, aumentó el número de cooperativas y la cantidad de personas que las integran”, manifestó.

La ex autoridad dijo que los cooperativistas mineros trabajan en concesiones de las viejas minas de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) que, “seguramente, ya no tienen mucho potencial para desarrollar sus labores”.