La Paz. Bolivia nacionalizó este martes la participación de la petrolera Pan American Energy (PAE) en el proyecto de gas Caipipendi, vital para el bombeo del combustible al mercado argentino, argumentando que la firma incumplió con su compromiso de inversión.

El 25% de participación en el mega yacimiento de PAE, filial argentina del grupo British Petroleum, pasa de inmediato a manos de la estatal local YPFB, a cambio de una compensación aún por determinar, dijo este martes ministro de Hidrocarburos, Juan José Sosa, en conferencia de prensa.

"Lo que ha ido pasando es que el porcentaje (de inversión) que tenía que aportar PAE (en Caipipendi) no lo está haciendo, por eso se está haciendo una cesión obligatoria de acciones, se las está transfiriendo a YPFB Chaco, subsidiaria de YPFB", dijo al anunciar la primera medida del gabinete ministerial recompuesto este lunes por el presidente indígena izquierdista, Evo Morales.

Los otros socios del proyecto, Repsol YPFB y British Gas, cada uno con 37,5% de participación, no fueron afectados por la medida, aprobada dos días después de que Morales iniciara su séptimo año de gobierno.

La también llamada "recuperación de acciones" de PAE en Caipipendi da al Estado participación directa en una inversión de más de US$1.500 millones para ampliar el bombeo a Argentina, que es el segundo mercado del gas boliviano después de Brasil.

PAE debía aportar el 25% de esa inversión ya en curso y liderada por Repsol YPF, que apunta a subir gradualmente hasta el año 2015 a 15 millones de metros cúbicos (mmcd) el bombeo de gas desde Caipipendi a Argentina desde los actuales 3,9 mmcd que aporta ese yacimiento.

El bombeo de gas de Bolivia a Argentina, incluidos otros proveedores, llegó en el 2011 a máximos de 11 mmcd, aproximadamente un tercio del máximo que el país altiplánico exporta a Brasil.

La nacionalización de parte de Caipipendi agrava las dificultades que PAE ya tenía en Bolivia desde que hace casi tres años el gobierno de Morales nacionalizó también la participación de esa empresa en YPFB Chaco, en un proceso que derivó en una disputa por compensación aún inconclusa.

"YPFB Chaco (97% de YPFB) hará la valoración de cuántas son las inversiones (en Caipipendi) para llegar a una conciliación con PAE", dijo  quien fue vicepresidente de la corporación YPFB hasta que juró este lunes como ministro, Juan José Sosa Soruco.

Caipipendi es un bloque de gas ubicado en la región suroriental del país con una reserva probada actual de casi 4,0 billones de pies cúbicos (tcf), que según fuentes oficiales y privadas podría subir hasta 12 tcf cuando terminen perforaciones de explotación en actual desarrollo.

Las exportaciones de gas aportaron en el 2011 casi el 50% de las ventas totales de Bolivia al extranjero, que superaron los US$8.000 millones, según proyecciones oficiales.

La nacionalización de la participación de PAE en Caipipendi se sumó a un proceso de nacionalización que el presidente Evo Morales inició en el 2006, con cambios de contratos que convirtieron a transnacionales en proveedoras de servicios a la petrolera estatal YPFB y dio al Estado hasta 82% de participación en el valor de la producción.