La Paz.- Bolivia busca mantenerse como el mayor proveedor de gas de Brasil en la próxima década mediante nuevos contratos con empresas privadas de ese país, en tanto que afina negociaciones con Paraguay para la construcción de un gasoducto.

El gobierno boliviano confirmó también que trabaja en la exportación de gas natural licuado (GNL) a mercados de ultramar, a través del puerto peruano de Ilo, en el Pacífico.

El ministro boliviano de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, dijo a periodistas que el gobierno negocia la ampliación de venta de gas en el oeste de Brasil.

Explicó que Bolivia negocia nuevos mercados que generarán mayores beneficios para su país por la venta directa de gas natural a los estados brasileños de Mato Grosso, Mato Grosso Do Sul, Santa Catarina, Paraná y Acre que tienen interés de más de 10 millones de metros cúbicos (MMmcd) de gas natural boliviano.

"Eso es bueno para nosotros porque se nos abre el mercado brasileño. El país tiene todas las condiciones para asumir estos nuevos contratos y a mejores precios", subrayó.

Sánchez agregó que se negocia un contrato de venta de gas natural boliviano para las empresas de generación termoeléctrica en Brasil que requieren un volumen de unos 3 MMmcd y para la empresa Acron, que tiene una demanda de 4 MMmcd.

"Los ingresos al país están garantizados, estimamos este año tener una renta petrolera de US$2.200 millones. El país debe estar tranquilo por los ingresos que percibe por exportación de gas, porque vamos a cumplir los contratos de exportación con Argentina hasta 2026 y con Brasil por los volúmenes que restan entregar el contrato se extenderá hasta 2024", declaró el ministro.

Precisó que el contrato con Brasil no terminará en 2019, pues de acuerdo con el cálculo de volúmenes de gas restan por enviar 1,7 trillones de pies cúbicos, por lo tanto se prevé una extensión del contrato hasta 2024, mientras que los volúmenes restantes a Argentina, de 3,7 trillones de pies cúbicos, serán concretados hasta 2026, tal como establece el contrato.

Por su parte, el viceministro boliviano de Industrialización, Comercialización, Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos, Humberto Salinas, dijo en entrevista a Xinhua que la estatal Yacimiento Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) tiene varios proyectos y negociaciones en curso que consolidan a Bolivia como el primer exportador regional de gas.

"Vamos a exportar a Paraguay y llegaremos a abrir nuevos mercados de ultramar con el gas natural licuado", reiteró.

Sobre el mercado paraguayo, Salinas dijo que están en "pleno" proceso de negociación para el abastecimiento de gas a la región del Chaco en ese país, tanto a nivel domiciliario como para la generación de electricidad.

"Tenemos varias oportunidades de negocios, se perfila construir un gasoducto de Bolivia a Paraguay, ahí tendríamos una demanda entre 4 a 5 MMmcd", explicó.

También se tiene otro proyecto en curso con la empresa Total para la exportación de GNL a través de puertos en el Pacífico.

Salinas mencionó que Bolivia figura como el mayor exportador de gas licuado de petróleo (GLP) en la región sudamericana, con el 99% de las exportaciones de GLP a Paraguay y Perú, así como con proyecciones de consolidar su primacía al ampliar su mercado a Uruguay, Argentina y Brasil.

"Este 2018, YPFB se afianza definitivamente como un exportador nato de gas licuado en la región. Se está cumpliendo esta perspectiva en el marco de la diversificación de mercados para este combustible, la estatal petrolera negocia los mejores precios para generar mayores recursos económicos para el Estado", añadió.