El gobierno de Bolivia negocia la otorgación de un crédito de US$60 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para darle continuidad al programa de electrificación del área rural. En este año se llegará con el servicio al 50,8% de los habitantes de este sector.

Con una inversión aproximada de US$39,6 millones, el programa Electricidad para Vivir con Dignidad lleva adelante cinco programas que coadyuvan en la electrificación de las áreas rural y periurbana. El programa concluye en mayo del 2011, pero ya se planifica la continuidad del mismo.

Con este objetivo, “estamos consiguiendo un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo de unos US$60 millones para darle continuidad a los proyectos de electrificación rural en todo el territorio nacional”, confirmó a La Razón el viceministro de Electricidad y Energías Alternativas, Roberto Peredo Echazú.

La estrategia para la cobertura eléctrica del país contempla incrementar en este año la cobertura del servicio de 33% a 53% en el área rural y de 87% a 97% en el área urbana.

“La proyección que tenemos para el 2010 es lograr un 50,8% de electrificación en el área rural, cubriendo 434.000 familias de las 854.000 que existen”, precisó Peredo. En el caso del área urbana, la autoridad dijo que la cobertura alcanza hasta el momento un 90,4% del sector.

“A medida que vamos llegando a nuestros objetivos, la población se va incrementando y la cobertura se va complicando porque se requiere de una mayor inversión para poder llegar a las poblaciones más alejadas”, manifestó.

El domingo, La Razón informó de que el programa de electrificación con energías alternativas (paneles solares, telecentros, plantas microeléctricas) benefició a 10.000 familias. En el país 2,5 millones de personas no acceden al servicio.