La Paz. Bolivia tiene los precios de exportación más bajos del gas natural en la región, por lo que fijó como política mejorar las condiciones y subir los precios para nuevos contratos de compra y venta del energético, anunció el presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Oscar Barriga.

"Bolivia no negociará precios que rigen actualmente en el contrato con Argentina y otros países (...) Estamos abiertos a negociar con todos, pero con mejores condiciones y precios, por encima de la venta actual que se realiza a Brasil y Argentina", declaró Barriga a periodistas en La Paz, tras una entrevista con la radio estatal.

En la actual coyuntura, según la estatal YPFB, Bolivia tiene los precios más competitivos para la comercialización de gas natural, que lo consolida como el mejor exportador de la región.

"Bolivia no tiene competidores en cuanto al gas; somos más competitivos que el proyecto Vaca Muerta de Argentina y mucho más competitivos que el presal en Brasil", aseveró.

El precio actual del energético boliviano promedia US$5,5 por millón de Unidades Térmicas británicas (MMBTU), mientras que el de los países vecinos oscila en promedio en US$9 por MMBTU.

El contrato entre Bolivia y Brasil, firmado en 1996 y vigente hasta 2019, establece un volumen mínimo de compra de 24 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) y un máximo de 30,08 MMmcd.

"Los precios están ahí y ratificamos que en este momento tenemos los precios más competitivos", afirmó.

Bolivia tiene vigentes dos contratos de compraventa de gas natural con Brasil y Argentina.

El contrato entre Bolivia y Brasil, firmado en 1996 y vigente hasta 2019, establece un volumen mínimo de compra de 24 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) y un máximo de 30,08 MMmcd.

En el caso de Argentina, conforme a la adenda modificatoria del contrato firmado el 26 de marzo de 2010 hasta el 2026, la venta de exportación de gas boliviano acordada para ese año fue de 7,7 MMmcd y esa cifra debe subir progresivamente hasta 24,6 MMmcd.

De acuerdo con YPFB, el segundo trimestre de este año, el precio de exportación del gas que se envía a Brasil registró un promedio de US$5,9 por millar de BTU para Argentina y US$4,6 para Brasil.

El titular de la petrolera estatal precisó que Bolivia garantiza cumplir con la demanda para la venta de gas a Brasil por los siguientes ocho años, mientras que la exportación del hidrocarburo hacia Argentina está consolidada hasta 2026, con los actuales 10 trillones de metros cúbicos de reservas de gas probadas.

"En los próximos tres años iremos incrementando las reservas hidrocarburíferas, porque se está haciendo una agresiva política de exploración", resaltó.

 

Sobre el aparente fracaso de una negociación para el incremento de volumen adicional de gas a Argentina, Barriga precisó que "jamás" se oficializó una propuesta y, sin embargo, se analizó y se consideró que la única forma de consolidar ese requerimiento es subir el precio.

En consecuencia, para revisar el precio de la venta adicional de gas se debe realizar una negociación seria, pues representará una modificación del contrato de compra y venta de gas actual que tienen ambos países, añadió.

"Cuando negociemos sobre el requerimiento argentino se deberá hablar necesariamente de las condiciones de transporte, pues existe una restricción en la capacidad de transporte, y ver hasta qué volumen se puede inyectar al gasoducto, es decir, tenemos que definir volúmenes, transporte y temporalidad", aseveró.

Bolivia produce 60 MMmcd por día. En el mercado interno se consumen de 12 a 15 MMmcd y el resto es un excedente destinado a la exportación.

En opinión de Barriga, Argentina y Brasil son los grandes importadores de gas de Sudamérica.

Argentina, para garantizar el suministro de gas, debe recurrir no sólo al gas boliviano, sino a diferentes proveedores de la región hasta de otros continentes, porque tienen consumo elevado de este energético, principalmente en invierno, aseveró.

El contrato de gas suscrito entre Argentina y Chile es por un volumen de 3 MMmcd, que para YPFB es considerado pequeño, respecto al volumen de 20 MMmcd que Bolivia envía a Argentina.

Barriga ratificó que Bolivia buscará en un futuro mejores precios de exportación en nuevos contratos, en los cuales intentará al menos equipar al costo internacional de Gas Natural Licuado que maneja como un indicador.