La Paz. El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, planteó este martes la construcción de edificios de unos diez pisos en el marco del programa de Vivienda Social y Solidaria, para beneficiar a los trabajadores asalariados de las diferentes ciudades de Bolivia.

"Hemos comentado con el presidente (Evo Morales) que nos falta un tercer paso en este tema de las viviendas, hasta ahora hemos construidos tres tipos de programas de viviendas, pero falta avanzar en soluciones habitacionales en edificios, verticales, eso básicamente para la clase media, trabajadores asalariados", indicó.

García Linera explicó que esta iniciativa beneficiará, con la compra de un lote, a más de 30 familias, de clase media, que no cuentan con viviendas.

"Si compramos como Estado un pequeño lote y construimos diez pisos y en cada piso tres departamentos estamos hablando de que en un sólo lote estamos construyendo 30 soluciones habitacionales ", precisó.

El programa de Vivienda Social y Solidaria tiene como finalidad establecer y consolidar mecanismos que faciliten el acceso a una vivienda digna.

"Entonces es un deuda que tenemos pendiente para el sector de funcionarios públicos, de trabajadores asalariados que tienen ese derecho y esa necesidad de tener una vivienda y nosotros como gobierno tenemos que saber responder a ese reto", dijo.