El secretario General del Sindicato de la Minera San Cristóbal (MSC), Rafael Quispe, manifestó que desde el miércoles sus afiliados se encuentran movilizados a la espera de que los ejecutivos se constituyan en la mina para dialogar y solucionar sus problemas demandados.

En un comunicado emitido por MSC, la compañía no precisó las pérdidas registradas por la paralización de las actividades y sólo se mencionó que por día la empresa aporta al departamento de Potosí 130 mil dólares por el pago de regalías.

Además, se informó de que la empresa estudiará la factibilidad técnica, social y económica de mejorar y fortalecer los servicios médicos dentro de la vigencia del SMD, modelo de atención establecido por la Caja Nacional de Salud (CNS) que MSC aplica para atender a sus trabajadores.

“Los ejecutivos de la empresa expresaron su profunda preocupación no sólo por la continuidad de sus operaciones, sino por la seguridad de su personal en el área de operación. Mencionaron que las demandas y peticiones deben y pueden seguir los conductos regulares de diálogo ya establecidos y, de esta manera, permitir la revisión ecuánime de reivindicaciones”, señala el comunicado de la compañía.

“Minera San Cristóbal aporta y desea seguir aportando al desarrollo de la región, de sus trabajadores, del departamento de Potosí, en particular, y de Bolivia, en general”, añade. MSC es una subsidiaria de la compañía japonesa Sumitomo.