La Paz. Desde el miércoles pasado, trabajadores de Minera San Cristóbal (MSC) y comunidades aledañas al área de operaciones de la empresa paralizaron las actividades de explotación minera y bloquearon el ingreso y la salida de productos del lugar, demandando la destitución de los administradores y jefes del Seguro Médico Delegado (SMD) y el mejoramiento del sistema de salubridad.

En un primer comunicado, MSC informó que “aporta al departamento más de $us 130.000 diarios en el pago de regalías”, pero ayer la empresa rectificó esta cifra y precisó a La Razón que “a los precios actuales lo que pierde la región en regalías asciende a $us 170.000 día. El 85% de ese monto va a la Gobernación de Potosí y 15% al municipio de Colcha K. Luego de seis días de paro, la región perdió al menos US$1,02 millones.

“Los ejecutivos de la empresa expresaron su profunda preocupación no sólo por la continuidad de sus operaciones, sino por la seguridad de su personal en el área de operación”, señala la nota institucional.

San Cristóbal es una de los yacimientos de zinc, plomo y plata más grandes del mundo y procesa al día hasta 40.000 toneladas (t) de mineral para producir concentrados de zinc-plata y plomo-plata. Actualmente, la empresa estudia la factibilidad técnica, social y económica para mejorar y fortalecer los servicios médicos que ofrece el SMD. Sin embargo, sostiene, este servicio “supera ampliamente lo exigido por la legislación de trabajo en Bolivia”.

MSC “posibilita la atención médica permanente de unas 8.000 personas” a través de diversos sistemas de salud. El SMD brinda cobertura a sus 1.380 trabajadores y sus respectivas familias (aproximadamente 3.000 personas); el Programa de Salud Comunitaria atiende a 2.500 pobladores de la zona y el Programa de Salud Ocupacional se encarga de 1.000 trabajadores y contratistas vinculados a las operaciones de la empresa, indica el documento.

Según el secretario general del Sindicato Mixto de Trabajadores de MSC, Rafael Quispe, la solución al conflicto “sólo” se dará cuando el Gerente General de la empresa subsidiaria de la corporación japonesa Sumitomo se haga presente en el lugar para dialogar de forma directa con los trabajadores. En agosto de 2010, MSC detuvo sus operaciones por 20 días por efecto de un paro cívico departamental.

Recursos. En marzo del 2010, el hidrogeólogo norteamericano Robert Moran publicó el estudio Minando el Agua: La mina San Cristóbal donde advertía que las operaciones de esta empresa demandan de 50.000 metros cúbicos de agua no renovable al día.

Consultada al respecto, la ministra de Medio Ambiente y Aguas, Mabel Monje, anunció que una comisión interinstitucional efectuará el 15 de abril una inspección a las operaciones mineras de la empresa para determinar si las mismas “incorporan los criterios técnicos ambientales”, exigidos por ley.

MSC invirtió US$1.400 millones. La inversión que Minera San Cristóbal (MSC) realizó para instalar una operación minera en el norte de Potosí alcanza los $us 1.400 millones. Esta inversión fue destinada a la exploración, preparación de la mina, construcción de la planta y las obras en infraestructura. A pesar del paro, MSC dice que seguirá aportando al desarrollo de la región.

Otros proyectos. El ministro de Trabajo, Félix Rojas, informó de que a partir de la fecha se iniciaron los trabajos de elaboración de la nueva ley minera, la cual deberá contar con la participación de todos los sectores mineros. El ministro aclaró que el anterior proyecto de ley, que ya fue elaborado, se constituirá en documento base para la nueva norma.

En la reunión sostenida en el despacho de Rojas, participaron representantes del sector cooperativista, de la minería privada y del ministerio del área, excepto de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb). El viceministro de Minería, Héctor Córdova, estimó que el proyecto estaría listo en julio.

Firma Kores. Comibol informó que los resultados de la primera etapa de exploración de las reservas de cobre en Corocoro, realizado por la firma Korea Resources Corporation (Kores), tuvieron resultados satisfactorios porque la perforación con taladros a diamantina permitió llegar a “estructuras gruesas (de mineral de cobre) que presentan una ley bastante importante”.

Así lo informó el presidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Hugo Miranda, quien aseguró que la empresa de Corea del Sur instalará la planta de cobre en enero del 2012.

La empresa Kores destinó 10 millones de dólares para la realización de la exploración del yacimiento de cobre, de los cuales ya se ejecutaron ocho millones y ahora los trabajos se encuentran en su segunda etapa, los cuales deberán concluir este año.

“En el transcurso de este año ya tienen que estregarnos el estudio a diseño a final y en enero del próximo año ya estaríamos prácticamente con la construcción de la nueva planta”, manifestó.

El 23 de septiembre de 2010, el viceministro de Política Minera, Gerardo Coro, indicó que la empresa Kores debió ejecutar dicha inversión hasta abril de esta gestión, con la entrega del proyecto a diseño final, el cual se inició en septiembre de 2009.

El consorcio surcoreano Kores y la Comibol trabajan en una sociedad de riesgo compartido para la exploración y explotación de las reservas de cobre de Corocoro, yacimiento ubicado en la provincia Pacajes de La Paz.

“Las reservas de Corocoro, en nuestra parte, están cerca de los 1,5 millones de toneladas —para una duración aproximada de cinco años— y en el proyecto de los coreanos tenemos 10 millones de toneladas, que se espera se puedan incrementar con las actividades de perforación”, recordó en ese entonces Coro.