La Paz. La producción de quinua se reducirá a la mitad en el 2011 debido a que la sequía y heladas que azotan a las regiones productoras ya destruyeron el 50% de la siembra. La falta de lluvias también afecta el preparado de suelos para la cosecha del 2012.

La siembra del grano, que ocurre una vez al año, se hizo en septiembre del 2010. La cosecha del producto tendrá lugar en abril del 2011, explicó el presidente del consejo nacional de comercializadores y productores de quinua (Conacoproq), Melquiades Véliz. “Vamos a cosechar con una pérdida del 50%, va a haber poca producción este año”, sostuvo.

Conacoproq agrupa a 40 mil productores de quinua en La Paz, Oruro y Potosí. Según Véliz, en la pasada gestión, esas regiones produjeron 30 mil toneladas, y para el 2011 se tenía previsto elevar la cifra a 60 mil debido a que se sembró en nuevas áreas.

“Ahora la producción va a llegar nada más a unas 25 mil toneladas, las áreas a las que se amplió la siembra han sido enterradas por heladas”, dijo.

El perjuicio para el sector fue confirmado por el gerente de comercialización de la asociación nacional de productores de quinua (Anapqui), Miguel Choquellanos.

A diciembre del 2010, “ya se ha perdido el 50% de lo que hemos sembrado. Si las lluvias llegan, se pueden recuperar los cultivos que todavía están en buen estado, de lo contrario, vamos a seguir teniendo pérdidas”, afirmó.

Además de la sequía, el sector es víctima de vientos fuertes, heladas y un intenso calor.

El 2010, los productores afiliados a Anapqui —1.500 familias que trabajan en cercanías de los salares de Uyuni y Coipasa— generaron 4 mil toneladas de quinua real orgánica certificada y 5 mil toneladas de quinua en transición de serlo. La producción fue 20% superior a la registrada el 2009.

Para el 2011, Anapqui proyectó una producción total de 10 mil toneladas (de ambos tipos).

“La falta de lluvias no sólo afecta a los cultivos que ya están en las parcelas, sino también al preparado de terrenos que se tiene que hacer para el siguiente año, el 2012”, indicó Choquellanos.

Frente a la baja en la producción, la empresa Saite Srl empleará la quinua que tiene almacenada para mantener sus ventas.

“Hay mermas de entre un 50 a 60% en la producción, pero tenemos un plan para cubrir los pedidos”, señaló Teodosio Huayllani, gerente de comercialización de la sucursal de la firma en la zona Senkata de El Alto.

En la pasada gestión, precisó el ejecutivo, las exportaciones de quinua de la empresa sobrepasaron las 2 mil toneladas. Esa cantidad supuso ingresos por US$5,9 millones, a un precio actual de US$2.950 la tonelada en el mercado internacional.

“Nosotros pensamos mantener, por los menos, las 2 mil toneladas. Tenemos un sistema de acopio, en este momento tenemos en stock alrededor de 500 a 700 toneladas como previsión para los clientes que ya están haciendo pedidos como los de Estados Unidos”, aseguró.

Saite trabaja con un promedio de 215 productores de 15 comunidades de Oruro y Potosí. Exporta quinua real (variedades roja y negra) procesada, beneficiada y lista para su consumo.

Tiene un programa de proveedores a los cuales brinda asistencia técnica y algunos insumos. De esa manera, la firma garantiza que la producción sea orgánica.

“Es determinante en el sector la naturaleza, la falta de lluvias, la sequía, las heladas. Cuando hay lluvias, como el 2009, la producción ha sido muy buena, por eso es que todavía existen algunos saldos estocados”, mencionó Huayllani.