La Paz. A partir de 2019, los productores de sorgo darán inicio a la elaboración de alcohol anhidro (etanol), aditivo que será comercializado a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para producir el Súper Etanol 92. Se estima obtener 5 millones de litros al año.

“La idea es ya el próximo año comenzar a entregar el etanol a Yacimientos. Esperemos que sea a partir de enero o febrero de 2019, si todo sale bien”, dijo el director de la sociedad granelera Granosol SA, Jaime Palenque.

La producción de alcohol anhidro a base de sorgo consiste en la fermentación del grano. Para ello, Granosol SA instalará en las siguientes semanas una planta móvil de 1.500 metros cuadrados (m2) en la comunidad Sinaí del municipio de Pailón (Santa Cruz).

Para este proyecto, tres productoras de sorgo: Granosol SA, Agrofortaleza y el grupo empresarial de Luis Alberto Montaño realizan la inversión de unos US$9 millones para la instalación de la planta que será trasladada desde Argentina en los próximos días.

“Es una planta de tecnología argentina del grupo Porta Hermanos SA, es una tecnología reconocida y premiada en Argentina. Son plantas móviles que se las puede ir moviendo de acuerdo a donde están los centros de producción y principalmente la característica es que te produce etanol y burlanda de sorgo que es el alimento balanceado para el ganado”, complementó el ejecutivo.

Con la planta móvil se estima producir unos 5 millones de litros de etanol año. Para obtener esa cantidad se requiere unas 17.000 toneladas (t) de sorgo anualmente.