La Paz. La ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, ratificó este martes la imposibilidad de ejecutar el proyecto estatal Azucarbol en Bermejo (Tarija) y propuso instalar diez fábricas de chancaca en la región.

En tanto, los cañeros rechazan la propuesta y advierten con radicalizar sus medidas.

La autoridad gubernamental reiteró este martes que de acuerdo con imágenes satelitales tomadas del lugar, en noviembre de 2011, no existirían más de 12.400 hectáreas (ha) aptas para la siembra de caña de azúcar.

El presidente Evo Morales explicó que en las imágenes tomadas después de la última zafra se pudo verificar que la mayor parte de la caña de azúcar producida en Bermejo es molida por el Ingenio Azucarero Bermejo, “excepto el 6% de caña que ha sobrado. (...) Este lugar es donde ellos (los cañeros) dicen que podrían ampliar los cultivos del producto, pero son serranías donde no se pueden realizar plantaciones de caña”.

El presidente de la Federación de Cañeros de Azúcar de Bermejo, Gumercindo Condori, expresó que hay la suficiente producción de caña y que excede la capacidad del actual ingenio.

Este martes, una columna de al menos 350 marchistas cañeros, que inició la caminata el 7 de marzo en Patacamaya (La Paz), llegó al mediodía a la sede de Gobierno en demanda de la construcción del ingenio Azucarbol. La marcha se dirigía a la plaza Murillo, pero la policía evitó su ingreso.

El 6 de marzo, la ministra Teresa Morales desahució la posibilidad de construir el ingenio porque en la región no hay la superficie apropiada ni el excedente de caña de azúcar.

La autoridad sostuvo que no se puede instalar una nueva planta porque “no hay excedentes de caña suficientes y éste tendría que partirse la mitad del producto con el actual ingenio y los dos serían deficitarios”.

Alternativa. “Como gobierno hemos tomado la decisión de no construir este ingenio y proponer otras alternativas”, señaló Morales y convocó al sector cañero a presentarle las alternativas.

Entre ellas, la ministra detalló la implementación de “diez fábricas pequeñas de chancaca en todos los lugares que ha sobrado caña”.

Condori rechazó la propuesta y la calificó como “un insulto para el sector. Por eso, afirmaron que sólo vamos a dialogar si se da curso a la construcción del ingenio”.

“Pedimos una reunión al presidente (Evo Morales) para solucionar el conflicto, pero si el gobierno no nos atiende se cerrará la frontera con Argentina y entraremos en huelga de hambre”, dijo por su parte el dirigente Juan Salazar.

Morales les sugirió que el Ejecutivo intervenga en la relación laboral con el actual ingenio. Por el “monopolio” que existe “queremos que se les pague y se los trate mejor para que de nuevo puedan ser accionistas”, indicó la funcionaria.

Respecto a la derogación del decreto que crea el ingenio Azucarbol, dijo que esta es una “cuestión legal y que no hay ningún problema”.

Además añadió que a los responsables del proyecto azucarero se les ha “hecho una auditoría. He pasado los resultados al Ministerio de Transparencia y ésta los pasó a la Fiscalía para el procesamiento penal”.

Creación de Azucarbol. Norma. En diciembre de 2008, el gobierno aprobó el Decreto 29874 que crea Azucarbol con la meta de producir y comercializar azúcar refinada  y sus derivados, generando mayores niveles de empleo e ingresos.