Los gremiales protestaron ayer en siete ciudades del país, bloqueando calles y carreteras, y exigiendo el cierre de Emapa y la venta libre de azúcar en el mercado interno. Los comerciantes minoristas advirtieron con radicalizar sus protestas el 18 de febrero con la inclusión de otros sectores.

Las agencias de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) amanecieron este jueves bajo resguardo policial en todo el país, por las movilizaciones que efectuaron los comerciantes minoristas al exigir el alejamiento de la firma estatal de la comercialización de productos alimenticios, principalmente azúcar.

Las movilizaciones afectaron el normal tránsito vehicular de las ciudades de La Paz, El Alto, Cochabamba, Santa Cruz, Sucre, Oruro y Tarija.

“Aunque se suspendió la marcha, la jornada fue positiva. Preferimos hacer bloqueos; al Gobierno le duelen los bloqueos no las marchas”, manifestó el ejecutivo de la Confederación Sindical de Trabajadores Gremiales de Bolivia, Francisco Figueroa, quien reiteró que “los comerciantes piden la venta libre de azúcar en el país”.

El 7 de febrero, el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó que “cualquier persona” tiene vía libre para importar azúcar con arancel cero hasta que se inicie la zafra azucarera en mayo. El 2010, el Ejecutivo suprimió, vía decreto, el gravamen arancelario para que la persona que quiere importar hasta 10.000 toneladas pueda hacerlo en cualquier momento.

Protestas.  En La Paz, cerca de 60 personas bloquearon con grandes camiones y tráilers las calles Antonio Gallardo y Vicente Ochoa (zona Gran Poder), ocasionando las protestas de los vecinos del lugar. La medida de presión generó congestión vehicular en la zona y mucha gente tuvo que caminar. Las tiendas de abarrotes permanecieron cerradas, pero los mercados atendieron con normalidad.

En El Alto, los abarroteros bloquearon la calle 5 de la avenida Franco Valle. En medio de petardos e insultos, varias personas intentaron saquear una de las tiendas de Emapa. Hubo amague de enfrentamientos entre los comerciantes y las personas que hacían fila en la puerta, pero el incidente no pasó a mayores porque la Policía evitó otros desmanes. Los mercados prácticamente no acataron las medidas de presión.

En Sucre, los comerciantes minoristas acataron parcialmente el paro nacional de actividades debido a que este sector se encuentra dividido. Sin embargo, un sector protagonizó una marcha por el mercado Campesino y a su paso hicieron cerrar algunos de los puestos que están abiertos expendiendo sus productos.

El dirigente de un sector de los gremialistas, Saturnino Nina, dijo que la movilización fue pacífica y además exigió que la venta del azúcar sea libre, sin intermediarios como Emapa.

También anunció que las movilizaciones continuarán hasta lograr que el Gobierno clausure Emapa y que las próximas marchas serán coordinadas con todos los sindicatos y organizaciones de gremialistas, ya que existe consenso entre todos los afiliados para evitar la competencia desleal promovida desde Emapa.

En Tarija, poco más de dos centenares de comerciantes bloquearon y marcharon por el centro de la capital, reportó ANF. Según la nota de prensa, el 95% de las tiendas y los puestos de los diferentes centros de abastecimiento de la ciudad de Tarija amaneció y permaneció con las puertas abiertas y atención normal.

En Oruro, la Central Obrera Departamental (COD) marchó en protesta por el alza de precios.

Tiendas. Las movilizaciones de los comerciantes no impidieron que las tiendas de Emapa atiendan a la población con normalidad. Todas las tiendas tenían resguardo policial.

‘Esta movilización ha sido un fracaso’. El portavoz presidencial, Iván Canelas, calificó ayer de “fracaso” la movilización de los gremiales, quienes demandan el cierre de la estatal Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa).

“Hemos visto y escuchado a través de los medios de comunicación que esta movilización ha sido un fracaso. En El Alto no se les ha permitido ninguna marcha, más bien han respaldado la permanencia de las tiendas de Emapa y en la ciudad de La Paz también ha sido un fracaso”, aseveró Canelas, según ABI.

Informó de que los medios de comunicación registraron en otras regiones del país “una pequeña marcha y en otros lugares no ha habido marcha”.

Asimismo, el portavoz presidencial comentó las encuestas que difundieron radioemisoras en La Paz, en las que, de 10 personas consultadas, ocho “no quieren que se cierre Emapa”. Canelas aseguró que los dirigentes de los gremiales han “quedado totalmente aislados” en su pedido, como lo certificaron los propios gremiales que reconocieron que su protesta no fue contundente.