La Paz. El Estado de Bolivia recibió más de US$1.467,7 millones por concepto de pago de Regalías, Participación al Tesoro General del Estado (TGE) e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), entre los meses de enero y mayo de 2014.

Esta recaudación supera en 6,9% a la alcanzada en igual periodo de 2013, cuando Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos depositó en cuentas públicas US$1.372,7 millones.

Según el Gerente Nacional de Administración de Contratos (GNAC) de YPFB, Edwin Álvarez, esta recaudación obedece a variables como el aumento de producción certificada y la comercialización de gas natural a Brasil y Argentina.

Del monto total, US$177 millones se depositaron en cuentas bancarias a favor del Tesoro General del Estado y se transfirió, además, US$936,3 millones por concepto del Impuesto Directo a los Hidrocarburos, de acuerdo a los registros estadísticos de la Unidad de Cálculo de Retribuciones, Regalías, IDH y Participaciones, dependiente de la GNAC.

Estos montos fueron depositados en cuentas de las gobernaciones de los departamentos productores de hidrocarburos. En este periodo, el mayor monto por asignación de Regalías Departamentales por Hidrocarburos, corresponde al departamento de Tarija con US$215,7 millones, región donde se encuentran los principales megacampos gasíferos del país.

La segunda mayor asignación corresponde a la Gobernación del departamento de Santa Cruz con US$56,5 millones; entre tanto Chuquisaca percibió US$37,9 millones y la Gobernación de Cochabamba se benefició con US$14,5 millones por este mismo concepto.

En el marco de la Regalía Nacional Compensatoria, la estatal petrolera desembolsó US$19,7 millones para el departamento del Beni y US$9,8 millones para Pando.

La nacionalización de los Hidrocarburos permite generar recursos para el Estado que son redistribuidos y potencian la economía del país.