El gobierno boliviano estima que Bolivia recibirá durante esta gestión alrededor de US$5.000 millones por concepto de regalías, Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) y participaciones, lo que representa un 16,90% más que en 2011, cuando la suma llegó a US$4.277 millones.

El presidente Evo Morales informó que según la petrolera estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) este año, con las nuevas inversiones que se harán, el Estado recibirá “por lo menos US$5.000 millones de renta petrolera”.

El mandatario destacó que el año pasado la renta petrolera batió un récord al llegar a US$4.277 millones cuando en la gestión 2005 el indicador llegaba a US$673 millones.

“Ésta es la prueba de la lucha del pueblo boliviano y es resultado de nuestra política de nacionalización de los hidrocarburos”, afirmó.

“En tantos años (las empresas extranjeras) ¿cuánto nos robaron?, ¿cuánto dinero se llevaron?, ¿dónde se lo llevaron? No es que no había plata, había dinero por eso tomamos la decisión de estatizar los hidrocarburos”, agregó.

El 22 de febrero, el vicepresidente Álvaro García defendió la política de nacionalización debido a que ha generado “grandes ingresos” y utilidades al Estado boliviano .Indicó que la medida ha permitido al país “tener el control de sus riquezas”.

“Toda nacionalización le trae ganancias al Estado a mediano, a corto plazo e inmediatamente se traduce en grandes ingresos”.

En 2012, la venta de gas a los mercados de Brasil y Argentina llegó a US$5.428 millones, el 39,7% más que en 2011, cuando alcanzó los US$3.884 millones.