La Paz. Argentina debe a Bolivia, por dos meses de la venta de gas natural, unos US$250 millones. El Gobierno anunció que espera el pago de esta deuda y concretar una cita con autoridades de la Casa Rosada para abordar el asunto.

“Esperemos que puedan honrar la deuda que tiene con Bolivia. Eran tres meses ahora son dos y deben ser alrededor de unos US$250 millones”, señaló el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez.

Recordó que “hay penalidades” y que el dinero cubre los “márgenes de las empresas que operan en Bolivia”. Agregó además que se “están retrasando un poco las inversiones”.

El contrato entre La Paz y Buenos Aires tiene termino en 2026 y hasta ese entonces se deben entregar alrededor 3,7 trillones de pies cúbicos (TCF).

El gobierno boliviano ha demandado a Integración Energética Argentina S.A. (IEASA), lo que antes se conocía como Energía Argentina SA (Enarsa) “que puedan ponerse a tono” para saldar lo adeudado.

“Seguramente en estos próximos días vamos a reunirnos con el equipo argentino”, avizoró Sánchez.

Argentina, que está sumida en una crisis financiera, y Brasil son los principales mercados del gas que produce Bolivia.