La Paz. Las demandas de gas natural en Brasil y Argentina se recuperan, lo que permitió a Bolivia elevar su exportación en el primer trimestre del año, informó este viernes el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez.

En declaraciones a la prensa, Sánchez expresó su optimismo por el repunte de envíos de volúmenes de gas a los mercados de Brasil y de Argentina, además de la mejora de los precios del barril del petróleo, que beneficia al gas boliviano por su cotización similar al crudo.

"Sin duda, mayores volúmenes y mejores precios de exportación, se reproducen en mejores ingresos para el país", afirmó el ministro.

Según datos proporcionados por el Ministerio de Hidrocarburos, los envíos de gas natural boliviano al mercado brasileño de enero a marzo se incrementaron en un 19,2% con relación al mismo periodo de 2017, al pasar de 18,7 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) a 22,3 MMmcd.

En cuanto a los volúmenes de exportación al mercado argentino, los despachos se incrementaron un 8,5%, es decir, de un promedio diario de 17,7 MMmcd en el primer trimestre de 2017, a 19,2 MMmcd en este año.

Según datos proporcionados por el Ministerio de Hidrocarburos, los envíos de gas natural boliviano al mercado brasileño de enero a marzo se incrementaron en un 19,2% con relación al mismo periodo de 2017.

Sobre estos datos, el experto en hidrocarburos, Hugo del Granado, dijo en entrevista telefónica con Xinhua que el panorama es alentador para la economía de Bolivia.

Alertó, sin embargo, que en la medida que suba la demanda del mercado internacional hasta llegar a los topes máximos, establecidos en los acuerdos de compra y venta del energético con ambos países, se corre el riesgo de incumplir por los problemas en la producción.

De acuerdo con el experto, tanto Brasil como Argentina disminuyeron la demanda de gas por factores climáticos, mayor producción interna y menor crecimiento económico desde 2016, hecho que repercutió en menores ingresos para Bolivia.

"No sólo los precios de exportación nos han jugado en contra, sino también los volúmenes. Ahora se perfila un mejor panorama con los precios del petróleo y el envío de volúmenes de gas que suben paulatinamente", señaló.

"Además, se debe asegurar el incremento de la capacidad de producción para garantizar los mercados de Brasil y Argentina, así como el interno (Bolivia)", afirmó.

Por su parte, el vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, dijo en el seminario internacional "Evaluación y perspectivas de la Economía Boliviana y de la Región", realizado del martes al jueves, que se prevén buenos ingresos para el país en los próximos meses como consecuencia del aumento de exportaciones del gas y el buen precio del crudo.

Bolivia tiene dos contratos de compraventa de gas natural con Brasil y Argentina.

El contrato entre Bolivia y Brasil, firmado en 1996 y vigente hasta 2019, establece un volumen mínimo de compra de 24 MMmcd y un máximo de 30,08 MMmcd.

En el caso de Argentina, conforme a la adenda modificatoria del contrato firmado el 26 de marzo de 2010, la venta de exportación de gas boliviano acordada para ese año fue de 7,7 MMmcd; en 2011, cuando concluyó el gasoducto Juana Azurduy, el volumen subió a 11 MMmcd; en 2016 a 21 MMmcd, y en 2017 a 23 MMmcd.