La Paz. El Gobierno boliviano rescindió el contrato que tenía con la empresa China Railway para la construcción de un tramo de línea ferroviaria debido a que la compañía incumplió los plazos, informaron hoy medios locales.

La empresa fue contratada para ejecutar el segundo tramo del ferrocarril entre Montero y Bulo Bulo, pero la demora en las obras llevó al Ejecutivo a anular la adjudicación, dijo a medios locales el ministro boliviano de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Milton Claros.

China Railway "no ha respondido de manera efectiva", lamentó el ministro, quien señaló que las obras ya han sido adjudicadas a otra empresa, de la que no precisó detalles.

Esta obra ferroviaria entre las regiones de Santa Cruz (este) y Cochabamba (centro) suma casi 150 kilómetros, cuenta con tres tramos e incluye puentes sobre cuatro ríos de la cuenca amazónica boliviana.

Los otros dos tramos fueron adjudicados a la empresa china CAMC Engenieering y al consorcio Yapilo, liderado por la firma española Puentes y Calzadas, que estará a cargo de la construcción de los puentes.

El proyecto, con un presupuesto de US$250 millones, fue presentado en septiembre del 2013 por el presidente boliviano, Evo Morales, quien afirmó entonces que el ferrocarril se conectará en Santa Cruz con otro que llega a las fronteras con Brasil y Argentina, lo que facilitará las exportaciones bolivianas.